Público
Público

Kellogg compra Pringles por 2.700 millones de dólares

La compañía de cereales compra la marca de patatas fritas por 2.700 millones de dólares.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La empresa alimentaria estadounidense Kellogg ha anunciado este miércoles que ha llegado a un acuerdo con Procter and Gamble (P&G) para adquirir por 2.700 millones de dólares su marca de patatas fritas Pringles, en una operación que se produce después de que se frustrara la venta a Diamond Foods.

La operación supondrá que Kellogg, que tiene su sede en Battle Creek (Michigan), avance en sus objetivos empresariales globales tanto en el sector de los aperitivos como en el de los cereales, en el que ya es uno de los líderes, según su comunicado de prensa.

La firma de Michigan inició esa expansión en ese sector con la adquisición hace más de una década de Keebler, que ahora refuerza con esta nueva compra que suma a otras de sus marcas de aperitivos como Cheez-it y Special K Cracker chips.

'En Estados Unidos, esta adquisición supone una nueva fuente de crecimiento para la compañía, al reforzar su presencia en esa categoría', indicó Kellogg, al tiempo que señaló que a nivel internacional 'Pringles es una marca fuerte y supone una plataforma' para seguir creciendo en el sector.

Su director ejecutivo, John Bryant, señaló en su comunicado que el acuerdo supone también la posibilidad de ampliar el negocio en los países de Latinoamérica. Pringles es el segundo fabricante mundial de ese tipo de productos, con ventas superiores a 1.500 millones de dólares en 140 países, así como con fábricas en el estado de Tennessee y en Bélgica y con más de 1.700 empleados.

Ambas compañías esperan que la transacción se complete en el primer semestre del año, una vez reciban la aprobación de las autoridades reguladoras estadounidenses.

Procter & Gamble, con sede en Cincinnati (Ohio), tenía un acuerdo previo para vender esa marca a la firma Diamond Foods por 1.500 millones de dólares, pero la operación se dio por terminada por acuerdo mutuo debido a los problemas contables de la segunda.

Con esta venta Procter, uno de los treinta componentes del índice bursátil Dow Jones de Industriales, se desprende así de su último negocio relacionado con la alimentación, para centrarse en la fabricación de productos para el cuidado del hogar y la higiene personal.

Más noticias en Política y Sociedad