Público
Público

Kenia vuelve a reinar en obstáculos, Bolt se pasea en series de 200

EFE

Kenia refrendó con su séptimo doblete su hegemonía mundial en 3.000 metros obstáculos en una jornada que devolvió al Olympiastadion al astro rey del atletismo, el jamaicano Usain Bolt, para darse un corto paseo en las dos primeras rondas de 200 metros.

Ezekiel Kemboi, campeón olímpico en 2004 y tres veces subcampeón mundial de 3.000 metros obstáculos, consiguió a los 27 años el título en su cuarto intento, regalando a Kenia su octava medalla de oro en su especialidad predilecta.

Fue el más fuerte en la última vuelta y se impuso con el mejor registro en doce ediciones de los Mundiales (8:00.43), por delante de su compatriota Richard Kipkemboi Mateelong (bronce olímpico), que hizo marca personal con 8:00.89, y del francés Bouabdellah Tahri, que batió su récord de Europa con 8:01.18.

Los aficionados saludaron con grandes aclamaciones el regreso a la pista del nuevo héroe, Usain Bolt, que el domingo puso el estadio patas arriba al batir el récord mundial de 100 metros con 9.58. Hoy se limitó a cumplir el trámite de las dos primeras rondas de 200, en la primera, a las 10.00, con síntomas y signos expresivos de estar medio dormido.

El segundo gran duelo de los campeonatos, una reedición del Bolt-Gay pero en 200, ha quedado reducido a un pulso del jamaicano contra el cronómetro ya que las molestias en la ingle que venía sufriendo Tyson Gay le indujeron a renunciar a los 200 con la esperanza de estar recuperado para el relevo 4x100.

El estadounidense Kerron Clement revalidó, con un tiempo de 47.91, su título de 400 metros vallas por delante de Javier Culson (48.09), que dio a Puerto Rico su primera medalla en unos Mundiales con una marca de 48.09.

El dominicano Félix Sánchez, dos veces campeón del mundo, se dio de bruces con el primer obstáculo y ahí perdió todas sus esperanzas de conquistar un tercer título.

En triple, el británico Phillips Idowu destronó al portugués Nelson Evora con la mejor marca mundial del año (17,73 metros) y 18 centímetros de ventaja sobre el defensor del título.

Evora, campeón olímpico y mundial, partía con la mejor marca del año (17,66) en una temporada que ha elevado el nivel de la prueba con cinco hombres por encima de 17,60. Era, por tanto, el indiscutible favorito, pero Idowu, subcampeón en Pekín 2008, sentenció con un tercer salto de 17,73.

Cuba, que había logrado en el triple femenino un histórico doblete con Yergelis Savigne y Mabel Gay, sólo metió en el podio a Alexis Copello, mientras que David Girat terminó quinto.

Fue una jornada muy favorable para Estados Unidos, que sumó una nueva medalla de oro gracias a Sanya Richards, que logró su primer título y acabó con 16 años de sequía estadounidense en 400 lisos.

Richards, de 24 años, parecía reñida con la gloria en Mundiales y Juegos Olímpicos, pero hoy se resarció con una marca ganadora de 49 segundos justos, la mejor del mundo este año. La jamaicana Shericka Williams, segunda en Pekín, repitió puesto con 49.32, y la rusa Antonina Krivoshapka se hizo con el bronce con 49.71.

La alemana Steffi Nerius presentó su candidatura a ser la campeona más veterana en estos Mundiales. Con 37 años y después de tres medallas de plata consecutivas ganó el título de jabalina y dio al equipo anfitrión el primer oro de los campeonatos, sentenciado la prueba en su primer tiro: 67,30 metros.

La checa Barbora Spotakova, plusmarquista mundial y campeona olímpica y universal, hubo de conformarse con la plata (66,42), y la rusa Maria Abakumova completó el podio con un tiro de 66,06.

Los Mundiales de Berlín arrojaron el primer positivo en los controles de dopaje. El mismo día en que iba a disputar la final de 3.000 metros obstáculos, el marroquí Jamal Chatbi, de 25 años, fue apartado de la carrera tras dar positivo por el anabolizante clembuterol el 15 de agosto, justo un día antes de competir en las series.

Más noticias de Política y Sociedad