Público
Público

Kischner compara las desapariciones de la dictadura argentina con las retrasmisiones de fútbol

Asociaciones de desaparecidos, políticos e intelectuales la acusan de banalizar 'la lucha de los argentinos por las libertades'

PÚBLICO.ES

'Te secuestran los goles hasta el domingo, como te secuestran las imágenes y las palabras. Como secuestraron a 30 mil argentinos. No quiero más una sociedad de secuestros, quiero una sociedad cada día más libre'. Esta fueron las palabras que utilizó la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, para explicar el acuerdo al que ha llegado con la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) para televisar los partidos. 

La polémica se ha desatado en dos frentes, tal y como explica el diario argentino Clarín. Por un lado, dicho acuerdo implica una inversión 600 millones de pesos (casi 109 millones de euros), lo que ha provocado protestas ante lo que consideran una cantidad enorme de dinero que podría invertirse en cosas más necesarias. 'Destinar ese cantidad cuando hay gente que se muere de hambre en el país, que vive en la total y absoluta indigencia, es una ofensa al pueblo', ha declarado el Premio Nobel de la Paz y titular del Servicio de Paz y Justicia argentino Adolfo Pérez Esquivel.

Por otro, la comparación de un tema deportivo con las numerosas desapariciones que se produjeron en la dictadura argentina ha sido la gota que ha colmado el vaso para muchos. 'Me parece una barbaridad lo que dijo la Presidenta, es no tener conceptos claros de lo que es la desaparición de personas' asegura Esquivel en Clarin. 'A mí me indigna el acuerdo y, además, considero un absurdo decir eso de los desaparecidos y hablar del secuestro de los goles. No tiene nada que ver con el sentido profundo de lo que la dictadura significó para la vida del pueblo argentino. Es una ofensa a la ética y a los valores del pueblo argentino' insiste.

Pero no sólo el Nobel ha criticado las palabras de Fernández de Kischner. El diputado por el partido Acuerdo Cívico y Social, Ricardo Alfonsín, ha expresado que 'la Presidenta banaliza la dictadura, el terrorismo de Estado y la democracia. Y con la misma coherencia demagógica intenta hacernos creer que el contrato con la AFA es algo así como una revolucionaria toma de la Bastilla'. 'No es sólo demagogia' sino que 'supone una inadmisible banalización de la lucha de los argentinos por las libertades y los derechos humanos'.

Asimismo, la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD), a través de su portavoz Adriana Calvo, ha expresado su indignación por estas declaraciones y ha dicho sentirse 'agredida' con la comparación. 'Para los que estuvimos desaparecidos, el fútbol es sinónimo de dictadura: desde la ESMA se escuchaban los gritos de festejos en el estadio Monumental durante el Mundial 78'.

Adriana, que fue prisionera en el campo de concetración Pozo de Banfield y que dió a luz a una niña en cautiverio, considera que 'esta banalización del tema de los desaparecidos es lo mismo que hizo el Gobierno con la ESMA, donde están usando la memoria de los compañeros desaparecidos para cualquier cosa: hoy en la ESMA hasta dan cursos de cocina y hasta hay carnaval y murgas'.

Más noticias