Público
Público

Kobe conmemora 15 años de devastador seísmo en medio de solidaridad con Haití

EFE

La ciudad japonesa de Kobe conmemoró hoy el aniversario del devastador seísmo que hace quince años acabó con más de 6.400 vidas, en una ceremonia en la que el príncipe heredero, Naruhito, expresó su solidaridad con las víctimas de Haití.

Miles de personas se concentraron hoy en un parque en el centro de Kobe para encender una hilera de linternas tradicionales japonesas que formaban las cifras "17.1.1995", la fecha en la que un terremoto de 7,3 grados en la escala abierta de Richter asoló esta ciudad portuaria.

El temblor acabó con la vida de más de 4.500 personas en Kobe y casi 2.000 en diez poblaciones aledañas, en la mayor catástrofe ocurrida en Japón tras la II Guerra Mundial.

Además, más de 240.000 edificios resultaron destruidos, que forzó entonces a 315.000 residentes a buscar asilo en un millar de centros de emergencia.

Naruhito viajó a Kobe para participar hoy en los homenajes acompañado de su esposa, Masako, que para este aniversario hizo una de sus raras salidas oficiales, ya que la depresión que la aqueja desde hace seis años la mantiene alejada de los actos públicos.

Tras expresar sus "profundas condolencias" por los fallecidos en el terremoto de Kobe, el príncipe heredero expresó su "solidaridad por las víctimas de Haití y sus familias", y confió en una pronta "recuperación del desastre", según la agencia Kyodo.

Por su parte, el alcalde de Kobe, Tatsuo Yada, ofreció sus condolencias a las familias de las víctimas en otra ceremonia en la que recordó la actual situación en Haití, que "ha puesto en evidencia que siempre estamos bajo la amenaza de desastres naturales", indicó.

Además de los actos oficiales, los ciudadanos de Kobe y de la prefectura de Hyogo, a la que pertenece, colocaron ofrendas florales y escribieron mensajes de condolencias por los fallecidos en distintos centros públicos de la región.

Cerca del 36 por ciento de la actual población de la ciudad no vivió el seísmo, por lo que las autoridades instaron a mantener vivo el recuerdo para que las lecciones del desastre se transmitan a las siguientes generaciones.

Más noticias de Política y Sociedad