Público
Público

Kuwait da por cerrada la etapa del escándalo KIO

EFE

El Gobierno kuwaití da por cerrada definitivamente la etapa del escándalo KIO (Oficina de Inversiones Kuwaití), informó hoy en Kuwait el ministro de Asuntos Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos.

El jefe de la diplomacia española dijo que, en una reunión celebrada anoche con el Rey de España, el presidente del Departamento Público de Inversiones kuwaití, Mohamad Al Sabah, puso de relieve que su país da por zanjado el mencionado escándalo financiero y ambas partes coincidieron en que se presentan grandes expectativas para las relaciones bilaterales.

Moratinos explicó que en dicha reunión los kuwaitíes aseguraron que se trató de un "caso personal del pasado", y que ahora este país árabe quiere invertir en España, y a través de ella en Europa e Iberoamérica.

El escándalo KIO, se debió a "irregularidades y malversación" de fondos por responsables de ese consorcio (1986-1992) y que, según las autoridades kuwaitíes, causaron pérdidas por varios miles de millones de dólares en las inversiones de ese país en España.

Don Juan Carlos, que inauguró esta mañana en Kuwait un foro económico al que asistieron ochenta empresarios españoles y kuwaitíes, dijo que "cómo socios fiables, las empresas españolas pueden y desean contribuir al mayor crecimiento de la economía" del país anfitrión.

En el discurso, con el que cerró la apertura del encuentro empresarial, el Rey manifestó que "muchos empresarios kuwaitíes saben que las empresas españolas pueden competir e incluso superar la oferta de otras importantes sociedades europeas, no sólo en términos de precio, sino también de tecnología y calidad".

Don Juan Carlos habló del deseo de alcanzar, "cuanto antes, el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Consejo de Cooperación del Golfo" (CCG) Pérsico, para facilitar el camino y trabajar "como socios económico privilegiados".

Asimismo, dijo que su visita a Kuwait, tercera etapa de su gira por los países árabes del Golfo Pérsico, permite caminar hacia una profundización de las relaciones de amistad que ligan a Kuwait y a España para explorar nuevos ámbitos en la colaboración bilateral en beneficio mutuo.

En Kuwait no se olvida el papel que jugó España para que los aliados liberasen a este país del ejército invasor del ex presidente iraquí Sadam Husein en la Guerra del Golfo de 1991.

Ali Al Ghanem, presidente de la Cámara de Comercio de Kuwait, aseguró en la apertura del foro empresarial que es difícil hablar de cooperación "sin paz y justicia", y que "nadie como España reúne las condiciones" para conseguirlas y para explicar la causa palestina, con todo lo ella conlleva para preservar la estabilidad en el mundo.

Por otro lado, el ministro de Finanzas kuwaití, Mustafa J. Al Shamali, habló del enorme superávit presupuestario de su país, que tiene 2.400 millones de dólares invertidos en fondos soberanos en varios estados del mundo, incluida España, y de que quieren acometer un nuevo plan de desarrollo quincenal, en el que tendrían cabida los empresarios españoles.

El encuentro fue organizado por el Consejo Superior de Cámaras de Comercio (CSC), cuyo presidente, Javier Gómez-Navarro, subrayó en la sesión de apertura que 500 empresas españolas mantuvieron relaciones con Kuwait en los últimos cinco años.

Durante la estancia del Rey en la capital árabe han sido firmados acuerdos para evitar la doble imposición; en materia de educación, cultura y ciencia; turismo y para facilitar los contactos de los ministros de Asuntos Exteriores de los dos estados.

Más noticias de Política y Sociedad