Público
Público

Kylie Minogue se corona en el Olimpo barcelonés como la reina del pop

EFE

La cantante australiana Kylie Minogue se ha coronado como la reina del pop en el Palau Sant Jordi, el que fuera Olimpo barcelonés en 1992, en un concierto en el que la diosa del amor ha disparado sus certeras flechas a las 15.000 personas que han asistido a la presentación de su nuevo disco, "Aphrodite".

Pasadas las 21:30 han comenzado a sonar las notas instrumentales de "The Carnival of the Animals", fragmentos de la obra homónima del compositor romántico francés Camille Saint-Säens, tras el cual la diosa Kylie ha emergido del fondo del escenario ataviada con una túnica blanca y unas orejas aladas para entonar el primer tema de su nuevo disco, "Aphrodite", el mismo que da nombre al álbum.

El monumental escenario, con una estética inequívocamente griega, en la que no faltaban escalinatas, fuentes de agua, soldados con escudo, columnas dóricas, arpas, musculosos soldados o testorerónicos esclavos, bellas ayudantes de cámara y alguna odalisca, en una estampa que podría estar extraída de un filme de Pasolini o del Terenci Moix del Nilo.

Las referencias a la mitología clásica han sido constantes: en una canción emergía montada en un centauro; en otra recorría la pasarela central subida en una cuadriga o en otra posaba ante un busto marmóleo.

Los cambios constantes de vestuario han sido una de las marcas de la casa, al igual que la pirotecnia visual y sonora, así como la pasión por las coreografías que en el panorama actual del pop-rock femenino sólo está al alcance de unas pocas como Madonna o Lady Gaga.

A pesar de ser la gira de presentación de su último trabajo, la diva australiana no ha olvidado clásicos de su carrera como "On a Night Like This" o "Confide in Me", e incluso cortes a los que ha impregnado nuevos arreglos como en "Slow" y "Can't Get You Out of My Head".

En la primera parte, además de "Aphrodite", la cantante australiana ha presentado ante sus fans otros temas de su último trabajo, como el orientalizante "Illusion", los discotequeros "Cupid Boy" y "Get Outta My Way" y la electrobalada "Everything is Beautiful".

Entre esos temas nuevos, Kylie ha intercalado otros de su disco "X", como "The One" o el madonniano "Wow"; "I Believe In You", una canción coescrita con dos integrantes de Scissor Sisters; "Spinning Around", de su séptimo álbum, "Light Years"; "What do I Have to do", de su tercero trabajo, "Rhythm of love"; la soul "Slow", de su noveno disco en estudio, "Body Language".

En el ecuador del concierto, la rubia cantante ha presentado tres de sus temas más conocidos: "Confide in Me","In my arms" -del álbum "X"- y, quizá en el mejor momento de la noche, "Can't Get You Out Of My Head" -de su octavo disco, "Fever"-, una canción que fue número 1 en 30 países y de la que ha vendido más de 5 millones de copias y que esta noche ha interpretado con arreglos rockeros.

En la segunda hora de la velada, ha continuado repasando su última producción con cortes como "Looking for an Angel", "Closer", "Put Your Hands Up (If You Feel The Love)" o "Can't beat the feeling".

Pero, sin duda, las mayores muestras de entusiasmo se han producido con la versión que ha ofrecido de "There's must be an Angel", aquel tema que popularizara la Annie Lennox de Eurythmics allá por 1985; o cuando emocionada ha cantado "If you don't love me".

Comunicativa en la parte final de la velada, Kylie Minogue ha expresado su "felicidad" por estar esta noche con todos sus fans en Barcelona "y en especial, por uno, Andrés (Velencoso)", el modelo catalán que es su actual pareja y al que ha besado estirada en el escenario.

Tras concluir el concierto con "Put Your Hands Up (If You Feel The Love)", otro tema de su último trabajo, en los bises la buena de Kylie ha interpretado "If You Don't Love Me", un hit de su tercero disco, "Rhytm of love", y "All the lovers", el primer single de "Aphrodite".

Tras este paso fugaz por España, la estrella seguirá alumbrando otros puntos de Europa dentro de la gira, como Metz y París (Francia), Amsterdam (Holanda), Oberhausen (Alemania), Amberes (Bélgica), Dublín (Irlanda), Cardiff, Glasgow, Manchester y Londres (Reino Unido), hasta mediados de abril.

Posteriormente, proseguirá el Aphrodite Tour en Japón, Canadá, Estados Unidos y México y concluirá a finales de junio en su tierra natal, en Australia.

Jose Oliva

Más noticias de Política y Sociedad