Público
Público

Las lesiones preocupan a Inter y Milan de cara al derbi

Reuters

El AC Milan espera que Alessandro Nesta se recupere a tiempo, mientras que el líder, el Inter de Milán, tiene problemas en el centro del campo debido a que varios de sus jugadores en esa zona están lesionados de cara al derbi del domingo, que puede tener una enorme repercusión en la carrera para ganar el título de la Serie A.

El Milan, segundo clasificado con un partido menos, espera ganar al Inter y reducir a tres puntos la diferencia con el líder.

El club "rossonero" sufrirá una importante baja si Nesta no se recupera de una distensión muscular en una pierna, que le obligó a salir del campo el fin de semana pasado en la victoria 4-0 sobre el Siena.

Nesta ha sido calificado en varias ocasiones como "el mejor fichaje de la temporada" del Milan tras recuperarse de una grave lesión en la espalda y ayudar al equipo a compensar la pérdida en la defensa del retirado capitán Paolo Maldini.

La recuperación del ex internacional italiano y el buen nivel exhibido por el central brasileño Thiago Silva han sido fundamentales en el resurgimiento del equipo milanista tras un mal comienzo de temporada, en el que sufrieron una dolorosa derrota por 4-0 ante el Inter.

El AC Milan también tiene otros jugadores lesionados, pero la recuperación de Nesta parece ser su mayor preocupación dada la influencia y la importancia que tiene en otros ámbitos.

"Nesta es mucho más que un jugador", dijo Gennaro Gattuso según fue citado el jueves por La Gazzetta dello Sport.

El delantero brasileño Alexandre Pato no ha podido recuperarse a tiempo de un problema muscular, lo que significará que probablemente David Beckham siga jugando en el lado derecho del ataque. El centrocampista holandés Clarence Seedorf también se ha recuperado y podría estar en condiciones de jugar.

Mathieu Flamini sufre alguna molestia, mientras que Gianluca Zambrotta dijo el jueves que no se recuperaría a tiempo de una lesión para jugar el trascendental encuentro.

RETRASAR EL DERBI

El entrenador del Inter, José Mourinho, está preocupado por su centro del campo, debido a que Thiago Motta y Dejan Stankovic son duda por lesión y Sulley Muntari tuvo que retirarse el miércoles del entrenamiento con un problema muscular. Además, Wesley Sneijder no se entrenó por tener fiebre.

Mourinho bromeó diciendo que la Serie A debería retrasar el partido debido a estas lesiones, después de que el AC Milan consiguiese modificar su calendario, enfadando al cuadro "neroazurro" y añadiendo un nuevo ingrediente a la habitual rivalidad previa al derbi de San Siro.

El AC Milan pudo cambiar la fecha de su encuentro de cuartos de final de la Copa de Italia ante el Udinese al 27 de enero, el día antes de que la Juventus se enfrente al Inter en la Copa y en el mismo estadio, lo que hace que tengan una semana libre antes del derbi de Milán.

Por su parte, el técnico de la Roma, Claudio Ranieri, podrá contar en ataque con su reciente fichaje Luca Toni, por primera vez junto a un recuperado Francesco Totti, en la visita del sábado ante una titubeante Juventus.

Toni, cedido por el Bayern de Múnich, contribuyó a que la Roma subiera hasta el tercer lugar de la clasificación al marcar dos goles en la victoria por 3-0 del domingo ante el Genoa.

El técnico Ciro Ferrara, que reemplazó a Ranieri en el banquillo de la Juve justo antes del final de la temporada pasada, está muy cuestionado después de que su equipo cayese al quinto puesto tras la derrota por 1-0 del fin de semana pasado ante el Chievo Verona, la quinta en los últimos siete partidos de liga.

El Estadio Olímpico de Turín no abrirá la tribuna visitante después de que los hinchas de la Juve gritaran cánticos racistas en la victoria de la semana pasada por 3-0 ante el Nápoles, en el partido de la Copa de Italia.

El sábado también se jugará el Catania-Parma. El domingo se completan la jornada con los partidos Bologna-Bari, Genoa-Atalanta, Lazio-Chievo, Livorno-Napoli, Palermo-Fiorentina-Siena-Cagliari y Udinese- Sampdoria.

Más noticias de Política y Sociedad