Público
Público

La libertad de prensa también es víctima de ETA

España cae siete puestos en la clasificación mundial de Reporteros Sin Fronteras

 

ANTONIO G. GIL-GARCÍA

El terrorismo de ETA es hoy el principal enemigo de la libertad de prensa en España, donde medio centenar de periodistas se ven obligados a vivir con escolta ante la amenaza que supone la banda.

De hecho, la intensificación del acoso de ETA a periodistas y medios de comunicación es el principal motivo para que España caiga siete puestos en la clasificación mundial de la organización internacional Reporteros Sin Fronteras (RSF), pasando del 39 al 46.

Según explicó ayer a Público el secretario general de RSF España, Rafael Jiménez Claudín, esta ofensiva llegó a su máximo con el atentado contra la radiotelevisión vasca EITB el pasado 31 de diciembre en Bilbao.

Otras muestras de la beligencia de ETA contra la libertad de prensa son los ataques contra repetidores de televisión ocurridos a finales de 2008 y principios de 2009.

Las mafias urbanísticas

Pero la organización terrorista no está sola en la lista de enemigos de la libertad de prensa. La actividad de las mafias del ladrillo activas en la zona de Levante también pone muchas veces a los periodistas en situaciones de riesgo inanceptable, sobre todo si trabajan en medios locales o regionales.

En este sentido Jiménez Claudín destaca el caso de Chema Rubio, amenazado de muerte por destapar casos de corrupción urbanística en Torre Pacheco (Murcia).

Asimismo, las limitaciones por parte de los grandes partidos a la hora de permitir el acceso de cámaras a los mítines de sus candidatos tampoco ayuda, según el responsable de RSF, a que España mejore su puesto en la clasificación.

RSF también ha tenido en cuenta a la hora de elaborar el listado, válido para el intervalo de agosto de 2008 a septiembre de 2009, algunas agresiones sufridas recientemente por los informadores.

Así, RSF recuerda la carga policial contra un grupo de reporteros que cubrían una manifestación contra el Plan Bolonia en Barcelona el pasado 18 de marzo, o el ataque del que fue víctima el mismo día por parte del familiar de un detenido el periodista de la radiotelevisión andaluza Salvador Rodríguez Moya en Olula del Río (Almería).

Jiménez Claudín indica que la mayoría de los casos de amenazas contra periodistas "acaban cayendo en el olvido", y agrega que por eso es importante que haya informes como el de RSF.

La organización tiene previsto reunirse en breve con la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, para comentarle sus inquietudes sobre la libertad de prensa.

Pero el retroceso no es exclusivo de España, ya que otros países europeos han seguido la misma tendencia. Es el caso de Italia, que ocupa el puesto 49 y es el peor clasificado de los fundadores de la Unión Europea debido a las presiones de Silvio Berlusconi y la violencia de la mafia.

Así, sólo quince de los primeros veinte países de la clasificación mundial son europeos, frente a los 18 del listado de 2008.

Más noticias de Política y Sociedad