Público
Público

El líder de la oposición de Zimbabue exige la liberación de los presos políticos para negociar

EFE

El líder del opositor Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), Morgan Tsvangirai, admitió hoy que la mejor manera de sacar a Zimbabue de la crisis es llegar a un acuerdo negociado con el Gobierno, pero que ello no será posible mientras este último no libere a todos los prisioneros políticos.

"Un acuerdo político negociado, que permita comenzar un proceso de reconciliación nacional, reconstrucción económica, la provisión de asistencia humanitaria y la democratización, es lo mejor para el país, pero no podemos negociar mientras el Gobierno mantenga en la cárcel a cerca de 2.000 prisioneros políticos", dijo Tsvangirai.

El dirigente opositor zimbabuense hizo estas declaraciones durante una conferencia de prensa celebrada en su casa de Harare poco después de salir de la embajada holandesa en esta capital, donde estaba refugiado desde el domingo pasado tras anunciar que se retiraba de las presidenciales, el 27 de junio, debido a los ataques de las milicias gubernamentales contra los seguidores del MDC.

"Todos los prisioneros políticos, incluido nuestro Secretario General, Tendai Biti, deben ser liberados inmediatamente, caso contrario no habrá negociaciones" con el gobierno de la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), aseveró Tsvangirai.

El líder de la oposición dijo que en la eventualidad de que se llegue a un acuerdo para formar un gobierno conjunto del MDC con la ZANU-PF, el proceso de transición deberá estar guiado por la Unión Africana (UA) y respaldado por las Naciones Unidas si se quiere sacar a Zimbabue de la cultura de violencia en que está inmerso.

"Les pido a la Unión Africana y la Comunidad Económica de África del Sur (SADC) que lideren una iniciativa respaldada por la ONU para administrar ese proceso de transición", señaló Tsvangirai.

Puntualizó, no obstante, que si bien el MDC está preparado para iniciar negociaciones con la ZANU-PF antes de las elecciones del viernes, no podrá hacerlo con el gobierno que surja de esa votación.

El gobierno de Zimbabue ratificó ayer, martes, que irá adelante con la segunda ronda de las elecciones presidenciales pese a que el MDC retiró formalmente la candidatura de Tsvangirai, lo que convertirá a los comicios en la "carrera de un sólo caballo" y permitirá al presidente zimbabuense, Robert Mugabe, conservar el poder.

Cuando Tsvangirai anunció por primera vez el domingo pasado que se retiraba de las elecciones puntualizó que participar en las mismas significaba "agresiones físicas y hasta la muerte para los seguidores del MDC".

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas condenó el lunes la campaña de violencia desatada contra la oposición zimbabuense y advirtió de que estas acciones impiden la celebración de unas elecciones presidenciales "libres y justas".

Más noticias de Política y Sociedad