Público
Público

Los líderes acuerdan el plan de estímulo de la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Ingrid Melander y Huw Jones

Los líderes de la Unión Europea rubricaron el viernes un plan de estímulo por 200.000 millones de euros para recuperar la maltrecha economía del bloque y un acuerdo sobre el clima destinado a proteger a la industria y a los estados más pobres de la UE.

Las conversaciones sobre el pacto, que recurre a los planes nacionales actuales y proporciona apoyo a sectores como la construcción y el automóvil, había expuesto las diferencias entre Reino Unido y Alemania. Pero en el segundo día de la cumbre de Bruselas hubo pruebas de que ambos habían suavizado sus posiciones.

"Hemos acordado un paquete de estímulo ambicioso", dijo el primer ministro británico, Gordon Brown, en rueda de prensa.

El acuerdo, anunciado tras el colapso del programa del ayuda al sector automotriz estadounidense, impulsó a los mercados. El plan supone un 1,5 por ciento del PIB del bloque.

Los dirigentes dieron un paso adelante para salvar el Tratado de Lisboa, asegurando a Irlanda que no afectará a áreas políticas clave. La iniciativa está diseñada para permitir que Dublín celebre un nuevo referéndum para el próximo noviembre sobre un texto que los votantes rechazaron ya en junio.

una decisión a la que Merkel se oponía - fue aplazada.

El texto establece además un compromiso del bloque para recortar las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20 por ciento para 2020, pese a que se han hecho concesiones.

Además, se establece el objetivo de un programa de medidas destinadas a sacar a los Veintisiete de la recesión, pese a algunas diferencias entre estados miembros sobre cómo hacer frente a la peor crisis económica en 80 años.

La canciller alemana se oponía a grandes inyecciones de capital, especialmente a través del recorte del IVA, advirtiendo de que los déficits presupuestarios podían ser un lastre para futuras generaciones.

"Europa actuará de una manera unida, fuerte, rápida y decisiva para evitar una espiral recesionista y apoyar la actividad económica y el empleo", dice el texto sobre el apoyo temporal a la economía, incluidos los sectores de la construcción y el automóvil.

Al reflejar la reticencia de países como Alemania al recorte del IVA, el texto planteó la posibilidad de reducir el IVA a servicios de trabajo intensivo sólo en aquellos países que lo deseen.

Más noticias en Política y Sociedad