Público
Público

La Liga Norte expulsa a la vicepresidenta del Senado italiano Rosi Mauro por corrupción

EFE

El partido italiano Liga Norte acordó hoy expulsar de esta formación a la vicepresidenta del Senado Rosi Mauro por su supuesta implicación en el escándalo de corrupción que ha provocado la dimisión de Umberto Bossi como secretario federal.

El Consejo Federal de la Liga Norte tomó esta decisión en una reunión en su sede de Milán (norte de Italia), en la que Mauro mantuvo su negativa a dimitir como vicepresidenta del Senado, informó el partido en un comunicado.

En la reunión se aprobó además la expulsión del extesorero del partido Francesco Belsito, objeto de una investigación judicial por supuesta apropiación indebida y estafa agravada en perjuicio del Estado que hizo estallar todo este escándalo la semana pasada.

El Consejo Federal del partido indicó además que los próximos 30 de junio y 1 de julio se celebrará en Milán el congreso del que saldrá elegido el nuevo secretario en sustitución de Bossi, que retomará el mando de la Liga Norte tras el periodo interino que actualmente ocupa el triunvirato formado por los exministros Roberto Maroni y Roberto Calderoli y la diputada Manuela dal Lago.

El nombre de Rosi Mauro se suma a la lista de víctimas políticas del escándalo que sacude a la Liga Norte, tras la dimisión como secretario federal hace una semana de Umberto Bossi y la renuncia el pasado martes al cargo de consejero regional de la Lombardía de su hijo Renzo, quien, sin embargo, hoy no fue expulsado del partido.

Renzo es supuestamente uno de los principales beneficiarios de ese desvío de fondos del partido hacia el entorno de la cúpula de la formación.

Por el momento la Fiscalía italiana no ha imputado a nadie de la familia Bossi.

Los fiscales sospechan además que Mauro también pudo utilizar fondos desviados de la financiación pública al partido para asuntos propios y de su jefe de escolta Pierangelo Moscagiuro, algo que la vicepresidenta del Senado ha negado en todo momento.

Los propios Maroni y Calderoli, exministros de Interior y de Simplificación Normativa, respectivamente, habían apuntado directamente a Mauro como la siguiente en la lista de la "limpieza" del partido que se han propuesto hacer tras estallar el escándalo.

En un acto con los militantes de base el pasado martes en Bérgamo (norte de Italia), Bossi pidió perdón por el "daño" que se haya podido hacer al partido por parte de aquellos que llevan su apellido, en referencia a sus hijos, quienes pudieron pagarse coches y estudios universitarios con el dinero de la Liga Norte.

En ese acto estaba también presente Maroni, quien se postula como el principal candidato a suceder a Bossi el próximo junio al frente de la Secretaría Federal de este partido que fue socio de Gobierno del dimisionario Silvio Berlusconi hasta el pasado noviembre y que se ha mostrado siempre muy crítico con la corrupción política.

El escándalo de la Liga Norte ha propiciado que los tres principales grupos parlamentarios italianos hayan acordado una reforma del sistema de financiación y control de cuentas de los partidos, por el que se instituirá una comisión de transparencia y se obligará a publicar en Internet sus balances económicos.

Más noticias de Política y Sociedad