Público
Público

La Liga de Sharif rompe su coalición gubernamental con el PPP de Bhutto

EFE

La fuertes discrepancias entre los dos principales socios del Gobierno de coalición de Pakistán quedaron hoy al descubierto al anunciar la Liga Musulmana de Nawaz Sharif que se retira del Ejecutivo apenas 40 días después de su formación.

En rueda de prensa, Sharif anunció que los ministros de su formación presentarán la dimisión mañana y explicó que la decisión responde a las diferencias con el Partido Popular de Pakistán (PPP) de la difunta Benazir Bhutto sobre la restauración de los jueces del Supremo destituidos por el presidente Pervez Musharraf en 2007.

"No descansaremos en paz hasta que los jueces sean restaurados y Musharraf expulsado", dijo Sharif, quien se quejó de que el PPP no cumplió el plazo que se pusieron los partidos de la coalición para rehabilitar a los magistrados, que expiraba hoy.

Sharif señaló que la Liga Musulmana-N (PML-N) dará apoyo parlamentario externo al Ejecutivo, siempre según las medidas que pretenda impulsar.

El Ejecutivo cuatripartito paquistaní, formado tras los comicios del 18 de febrero, está compuesto por la PML-N, el PPP y dos pequeños partidos minoritarios. La Liga de Sharif ocupa nueve de las 24 carteras del Gobierno.

Sharif también anunció que se presentará a los comicios parciales que deben celebrarse en junio -hoy formalizó su candidatura- y que le podrían permitir obtener el acta de diputado y, con ella, la posibilidad de postularse como primer ministro.

El aún ministro de Educación, Ahsan Iqbal, que volverá a sus funciones de portavoz de la PML-N tras presentar mañana su renuncia, explicó a Efe que ahora su partido "tiene que desempeñar su papel en el Parlamento".

"La democracia tiene que seguir adelante", dijo Iqbal, quien añadió que en los comicios de febrero "se dio un voto claro contra Musharraf, y hasta que no se vaya va a seguir habiendo crisis".

En un comunicado, el portavoz del PPP, Farhatullah Babar, aseguró que la salida de la PML-N del Gabinete es sólo una "pausa" y no una "ruptura" en el proceso de restauración de los jueces y apostó por mantener el diálogo con la Liga de Sharif.

Babar alegó problemas legales para rehabilitar a los magistrados de forma inmediata pero señaló que su partido está buscando la mejor fórmula para que los actuales jueces del Supremo no se vean afectados por la vuelta de los destituidos.

El portavoz del PPP explicó también que el Gobierno no nombrará a nuevos ministros para sustituir a los de la PML-N, aunque precisó que la cartera de Finanzas no puede permanecer vacante durante mucho tiempo, pues el país se encuentra en plena crisis económica.

La salida del Ejecutivo de la Liga de Sharif se produce después de que el ex jefe de Gobierno se reuniera en Londres el pasado fin de semana con el líder del PPP y viudo de Bhutto, Asif Alí Zardari, para acordar una fórmula de rehabilitación de los magistrados.

El anuncio de hoy coincide con el primer aniversario de la muerte de 41 personas en enfrentamientos entre grupos gubernamentales y seguidores del ex jefe del Supremo Iftikhar Chaudhry en la ciudad sureña de Karachi, la mayor de Pakistán.

Grupos de abogados se han manifestado hoy en Karachi para conmemorar la fecha y pedir la rehabilitación de Chaudhry y el resto de los magistrados.

Musharraf destituyó a Chaudhry y a otros jueces del Supremo en noviembre de 2007, cuando declaró el estado de excepción.

El presidente del Supremo llevaba varios casos contra la reelección presidencial de Musharraf en octubre de 2007, así como recursos contra una ordenanza que firmó el presidente y otorgaba una amnistía a Bhutto y su esposo.

Más noticias de Política y Sociedad