Público
Público

Ligan entorno social con riesgo de suicidio en adolescentes gay

Reuters

Por Genevra Pittman

Los adolescentes homosexualesy bisexuales son cinco veces más propensos a intentarsuicidarse que los heterosexuales, no así los que viven en unentorno social que los respalde.

Los resultados, publicados en la revista Pediatrics,demuestran que las lesbianas, los gay y los bisexualesadolescentes que viven en condados con gran proporción deparejas homosexuales, y que van a escuelas con políticasantidiscriminatorias son menos propensos a intentar suicidarseque los pares con entornos sin tanta aceptación.

Esto es "un llamado a la acción para proporcionar una hojade ruta para empezar a reducir el suicidio en la juventudhomosexual y bisexual", opinó el autor, doctor MarkHatzenbuehler, de la Columbia University en Nueva York.

El experto utilizó los datos obtenidos durante tres añospor encuestas de salud a más de 30.000 adolescentes de Oregonque cursaban undécimo grado y que habían respondido sobredepresión, consumo de alcohol y relaciones con sus pares,familia y parejas.

Para evaluar el entorno social de los participantes,Hatzenbuehler le asignó un puntaje a cada uno de los 34condados donde residían esos adolescentes según la proporciónde parejas homosexuales que vivían en el lugar, el porcentajede demócratas y la proporción de escuelas locales con alianzasestudiantiles homosexuales-heterosexuales y políticas paraevitar la discriminación y el hostigamiento entre pares.

Unos 1.400 (entre el 4 y el 5 por ciento) de losadolescentes se identificó como gay, lesbiana o bisexual. Deellos, 22 de cada 100 dijeron que habían tratado de suicidarseel año anterior, comparado con cuatro de cada 100 del grupoheterosexual que había intentado suicidarse.

El intento de suicidio fue más común en los adolescenteshomosexuales y bisexuales con depresión, que se daban atraconescon el alcohol o que eran víctimas del hostigamiento entrepares o del abuso físico de algún adulto.

Pero, a pesar de esos factores, el entorno social marcó ladiferencia.

Los que vivían en condados con bajo puntaje en la mediciónde ambiente social eran un 20 por ciento más propensos a haberintentado suicidarse que los adolescentes de condados con mejorcalificación.

"Eso desafía el mito de que ser gay aumenta el riesgo desuicidio", dijo Hatzenbuehler. Los resultados, agregó,demuestran que las escuelas, con cambios en sus políticas,pueden mejorar el entorno de sus alumnos homosexuales ybisexuales, y hasta reducir los intentos de suicidio.

El doctor Ritch Savin-Williams, psicólogo de la CornellUniversity en Itaca, cuestionó la idea de que esos jóvenes sonmás propensos a suicidarse y sostuvo que el tema va más allá delo que sugiere el estudio.

"Hemos dado el mensaje de que son suicidas", dijoSavin-Williams, que no participó del estudio y quien agregó quegran parte de sus pensamientos suicidas podría atribuirse a lavictimización o lesiones que sufren los jóvenes homosexuales ybisexuales.

"Todos los niños necesitan protección; todos tienen queestar seguros, y es responsabilidad de las escuelas lograrlo",dijo Savin-Williams.

Pero en lugar de detallar los riesgos del suicidio, "mienfoque sería proponer qué tipo de habilidades se estándesaprovechando al no proteger a esos niños. Esa es la granpérdida", finalizó.

FUENTE: Pediatrics, online 18 de abril del 2011

Más noticias de Política y Sociedad