Público
Público

Linde arremete contra sus predecesores en el Banco de España

El nuevo gobernador asegura en el Congreso que el organismo  actuó de un modo "insuficiente" e "inadecuado" en la crisis financiera

ELENA HERRERA

El nuevo gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha utilizado su primera comparecencia en el Congreso para, entre otros asuntos, cargar contra la forma de proceder de sus antecesores en esta institución. Aunque ha asegurado querer hacerlo "sin dar ninguna lección a nadie", ha aseverado que el Banco de España, en el pasado, actuó de un modo "insuficiente" e "inadecuado" en la crisis financiera. Además, ha asegurado que la "euforia" de la burbuja inmobiliaria llevó a "no ver o no querer ver" los riesgos acumulados antes de la crisis.

En este sentido, ha criticado que durante los años de bonanza parecía que "nadie quisiera" prever escenarios de recesión, de subidas de tipos de interés o de "colapso" financiero.

Como ejemplo de este tipo de comportamientos "inadecuados", Linde se ha referido a la aprobación de los Sistemas de Institucionales de Protección (SIP) o a las "fusiones frías", cuyo efecto final, ha dicho, "no fue demasiado positivo y contribuyó "más bien" a retrasar "decisiones y ajustes".

Entre otras cuestiones el nuevo gobernador también se ha referido a la falta de previsión y de capacidad reguladora de la institución. "Casi nadie previó la doble recesión, algo que afectó, sin duda, a la calidad de los test de solvencia que el Banco de España llevó a cabo en 2010 y 2011". Así, ha abundado que el organismo "debería haber sido más heterodoxo en su capacidad reguladora y supervisora para mitigar la vulnerabilidad del sistema financiero".

Más noticias