Público
Público

Lissavetzky apuesta por Madrid'16 y consolidar a España como una potencia

EFE

El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, se comprometió hoy a trabajar con "esfuerzo y ánimo" en su segundo mandato para que Madrid consiga la organización de los Juegos Olímpicos de 2016 y que España se consolide como potencia deportiva.

El aumento de la práctica deportiva entre los ciudadanos y la mejora y modernización del sistema deportivo española fueron los otros dos retos destacados por Lissavetzky, durante su comparecencia en el Foro Ferrándiz, en la que dijo tener una "percepción positiva" sobre la actuación de España en la Eurocopa de fútbol.

El secretario de Estado se congratuló de que en el conflicto entre los jugadores de la Copa Davis y el presidente de la Federación Española de Tenis, Pedro Muñoz, deje de haber "ruido y la discusión no esté siendo noticia" y reconoció que el relevo en la selección de baloncesto no se produce en el momento idóneo.

"No es bueno a poca distancia de los Juegos. Quedan cabos sueltos, pero por calidad y en condiciones normales el baloncesto español va a tener un buen papel en Pekín. El núcleo del equipo probablemente sea el mismo y tiene que seguir unido", dijo ante el presidente de la Federación de Baloncesto, José Luis Sáez.

Lissavetzky indicó que la actuación del equipo español en Pekín, donde habrá una amplia participación, será uno de los principales argumentos para confirmar "la etapa de vacas gordas" vivida por el deporte español en cuanto a resultados y financiación y aventuró que la cifra de medallas puede situarse entre las de Atenas 2004 y las de Barcelona'92.

"Nuestro objetivo es mejorar las medallas y el número de finalistas de Atenas, el segundo mejor resultado de la historia, y si es posible superar los resultados de Barcelona 92. Las previsiones son positivas. El único indicador son los resultados de mundiales en 2007, con 20 medallas Son cifras que permiten pensar en superar incluso las 22 de Barcelona", comentó.

Tras recordar que fútbol, junto a béisbol, es uno de los pocos deportes en los que España no participará, el secretario de Estado se mostró optimista ante las posibilidades de la selección española en la Eurocopa de Austria y Suiza, en la que será importante "no meter presión a los jugadores".

"Tenemos un elemento diferenciador con respecto a otros momento, el manejo del balón, la calidad de la selección es contrastada. Hay una tranquilidad en la selección ahora mismo que es muy positiva. Falta tener suerte, pero va a tener grandes posibilidades con ese juego técnico", apuntó.

Recién llegado de Atenas, donde Madrid fue designada ayer oficialmente candidata a organizar los Juegos de 2016, Lissavetzky puso especial énfasis en las opciones de la capital y en el gran peso que adquiriría el deporte en las agendas políticas que conllevaría su elección.

"Es una gran oportunidad. Es un proyecto estratégico para España, con enorme proyección internacional para el país. Sería magnífico para el deporte español. En Atenas queríamos pasar con buena nota y lo hemos hecho. Hay mejores notas que en el proyecto anterior y en 7 de los 11 apartados de 11 ha sido la sede mejor valorada", dijo.

Tras convertirse en candidata oficial Madrid tiene ante sí, según Lissavetzky, "un camino complicado y difícil", a la espera de la decisión del COI el 2 de octubre de 2009 en Copenhague aunque "hay motivos para ser optimistas". "Estamos bien situados y con ventajas con respecto a la etapa anterior", añadió.

Más noticias de Política y Sociedad