Público
Público

"Estoy listo, hoy ya me entrenaré"

David Villa, el siete de la selección, se estrena hoy como columnista de ‘Público’. La información más fresca y divertida de lo que ocurre en el interior de la selección

 

Xalok

Hola, lectores de Público. Aquí me ven, espero que por muchos días. Será señal de que a la selección nos va bien, de que ganamos, de que el sueño es posible. Hasta donde se pueda contar, trataré de mostrarles cómo es la selección por dentro, la convivencia, los ratos libres, los sudores del entrenamiento y la tensión de la competición.

Ya estamos en Austria. Mi principal compañía, por ahora, han sido los médicos. Pero no hay motivos para preocuparse. El cuádriceps va bien. Ya estoy listo, dispuesto a entrenarme mañana (hoy, para ustedes) con el grupo. El golpe dolió, pero ya me encuentro perfectamente. Y además, aún quedan unos cuantos días para que lleguen los rusos.

No hay que alarmarse. Sobre todo, en casa. Esta mañana se llevaron un buen susto al leer los periódicos. Contaban (y el más exagerado fue precisamente Carpintero) que existían dudas sobre mi participación ante Rusia, incluso que peligraba mi Eurocopa. Y al leerlo, los míos me han echado un pequeño tirón de orejas: ¿Pero no decías que no tenías nada?. Me costó convencerles de que realmente no estoy mal. Espero que mañana, cuando vean que lo he dejado por escrito, ya me crean.

Quedan cuatro días para el partido. Y no me lo pierdo por nada del mundo. El trabajo con los fisios ha dado sus frutos. Los dolores han remitido. Lo mismo el susto de los médicos se debió a que el golpe lo recibí en el mismo punto donde estuve lesionado con el Valencia durante varios meses. Pero ya está todo olvidado.

No me ha venido mal el descanso. Ya son 11 días de concentración y vine con la maleta llena de trabajo. Me compré antes de empezar toda la serie de Perdidos y ya voy por la tercera temporada. Es buenísima, no para de sorprenderte. En cuanto acaba un capítulo, me engancho al siguiente (ya me avisaron de que el riesgo de estas series es precisamente eso, la adición). Carpintero dice que es mucho mejor Prison Break, pero yo me quedo con estos supervivientes.

Pero no se crean, tampoco tenemos tanto tiempo. Entre el míster y los fisios, siempre nos encuentran trabajo que hacer. Bueno, les dejó. Me han despertado el hambre de ver otro capítulo. En cuanto tenga otro rato, les cuento un poco más.

Más noticias de Política y Sociedad