Público
Público

Las llamas dan una tregua en La Palma

El descenso de las temperaturas permite que uno de los dos frentes del incendio esté bajo control

AGENCIAS

Uno de los dos frentes del incendio forestal que afecta a la isla de La Palma desde la noche de pasado viernes está controlado mientras que en el otro frente no se ha podido detener el avance de las llamas en la zona alta del municipio de Mazo.

El Cabildo de La Palma ha informado que durante la noche no se ha podido retener las llamas que afectaban a la zona alta del barrio de Tigalate y éstas avanzan hacia Tiguerorte, zona en la que se están concentrados más de 200 efectivos forestales a los que se sumarán los medios aéreos.

En total son nueve los helicópteros que se están actuando en la extinción del incendio así como dos naves anfibias.

El Cabildo de La Palma indica que se ha registrado un considerable descenso de las temperaturas y la zona afectada por el incendio está cubierta de nubosidad y en algunos momentos ha llegado a llover.

Los trabajos de contención del otro frente, el que avanzaba hacia la coladas volcánicas de Santa Cecilia, en la vertiente oeste de la isla, han tenido éxito durante la noche y se ha conseguido detener el avance de las llamas, manteniéndolo estable en esa zona, por lo que se ha dado por contenido este frente.

El importante descenso de las temperaturas y el cambio en la dirección del viento han ayudado a que cambie el panorama en el incendio forestal que afecta a la isla canaria de La Palma, y el lunes las autoridades se mostraban esperanzadas de poder controlarlo.

"Se sigue luchando en los dos frentes que siguen activos, sobre todo en la zona de La Sabina, a la espera de que con la luz del día los medios aéreos, dado que es una zona escarpada y de mucho pinar boscoso, ayuden al control de fuego y podamos tener buenas noticias pronto", declaró en Radio Nacional de España Guadalupe González, presidenta del Cabildo insular de La Palma.

Las temperaturas han bajado de una forma muy notable, con una diferencia de temperatura respecto al domingo de 14-15 grados, e incluso en algunas zonas de la isla llovió de manera muy suave, explicó.

"Ojalá continúen estas condiciones y podamos atacar el fuego con los medios aéreos y podamos someter el fuego a control lo antes posible", agregó.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, visitó el domingo la zona acompañado de González y del presidente canario , Paulino Rivero, y afirmó que el Consejo de Ministros extraordinario del 13 de agosto aprobará ayudas para los damnificados.

Las autoridades canarias también han lanzado sus propias líneas de ayuda, por ejemplo para el alquiler para las familias que hayan perdido sus viviendas o no las puedan usar por estar dañadas.

"Está siendo un verano muy duro en la lucha contra el fuego", manifestó Zapatero, que pidió toda la colaboración ciudadana para evitar los incendios.

La estimación de la superficie quemada se situaba el domingo entre 1.500 y 2.100 hectáreas, según las autoridades, aunque según varios medios el lunes ya llegaba a las 2.500.

El fuego, cuyo origen aún se desconoce, se inició alrededor de las 23:00 horas del viernes y su gravedad se elevó al nivel 2 el sábado por la mañana, obligando a desalojar a hasta 4.000 personas. La mayoría de ellas ha podido ir volviendo a sus hogares.

Guadalupe González indicó que sólo quedan unas 200 personas desalojadas, de las que la mayoría volverían el lunes a su casa, y que sólo se quedarán aquellos que han perdido la vivienda o la tienen inutilizada. "Con ellos tomaremos medidas de alojamiento provisional", indicó.

Al menos ocho personas han muerto a causa de los incendios desatados España en las últimas semanas. Cinco bomberos perdieron la vida en la localidad tarraconense de Horta de Sant Joan al verse atrapados por las llamas, dos hombres fallecieron mientras participaban en las tareas de extinción del fuego desatado en Arenas de San Pedro, Ávila, y un bombero más murió en otro fuego en Aragón.

El viernes, el Gobierno informó de que los incendios forestales han arrasado con hasta 75.000 hectáreas en lo que va de año en España, la mayor parte en los 15 días anteriores, mientras que 51 personas han sido detenidas acusadas de provocar distintos fuegos.

El Gobierno ha pedido también extremar las precauciones ante las condiciones meteorológicas adversas que sufre España en los últimos días, con temperaturas muy altas, índices bajos de humedad y vientos fuertes.

Más noticias de Política y Sociedad