Público
Público

La lluvia da un respiro a los peregrinos en su ascenso al monte Arafat

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El tiempo se ha mostrado clemente hoy con los fieles musulmanes que participan en la peregrinación anual a La Meca durante el ascenso al monte Arafat, después de las fuertes lluvias que causaron ayer cerca de cincuenta muertos.

En el lugar donde hace catorce siglos el profeta Mahoma pronunció su último sermón, los creyentes purifican sus pecados y cumplen con uno de los rituales más importantes del "hach" (peregrinación).

El monte Arafat, conocido también como "Yabal al Tauba" (monte del Arrepentimiento), está completamente cubierto por los fieles, que tras la puesta del sol se desplazarán a la localidad vecina de Muzdalifa.

Vestidos con el "irham", un traje de dos piezas de tela blanca sin costuras, los peregrinos han recitado durante la ascensión al monte frases de alabanza a dios, entre las que domina "Labbaik Allah-umma Labbaik" (Aquí estoy, Oh Señor).

En la segunda jornada del "hach" la lluvia ha dado un respiro a los peregrinos, después de que ayer fallecieran 48 personas y otras 900 tuvieran que ser rescatadas a causa de las fuertes precipitaciones y las inundaciones, según la agencia de noticias saudí SPA.

Las regiones más afectadas fueron las de Yeda, La Meca y Rabegh. En la primera se produjeron la mitad de las víctimas y en total cayeron unos 70 milímetros de lluvia en menos de dos horas, lo que supone más de dos tercios de la precipitación media anual del país.

Según las previsiones meteorológicas, la lluvia estará presente en las próximas jornadas, lo que dificultará el desplazamiento de peregrinos.

Algunos de los que ayer querían llegar a La Meca desde Yeda no consiguieron su propósito o tuvieron que dedicar todo el día a un desplazamiento para el que normalmente se necesitan 45 minutos.

Las fuerzas de seguridad se esfuerzan por limpiar los destrozos causados por las lluvias, y garantizar la seguridad y tranquilidad de los peregrinos, que durante su estancia ayer en el valle de Mina vieron cómo se inundaban algunos de los campamentos.

Cerca de 2,5 millones de fieles, la mayoría extranjeros, han acudido este año a Arabia Saudí para participar en la peregrinación a los lugares santos, que se centra en las localidades de La Meca y Medina.

Más noticias en Política y Sociedad