Público
Público

"Es una locura que ahora estén proliferando las radios ilegales"

Ante todo un hombre de radio, aunque haya tenido tiempo para trabajar en televisión y prensa, y haber sido incluso director general de RTVE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Javier González Ferrari (Madrid, 1952) es, ante todo, un hombre de radio, aunque en su dilatada trayectoria profesional haya tenido tiempo para trabajar en televisión y prensa, y haber sido incluso, de 2000 a 2002, en la etapa del PP, director general de RTVE. Con casi 40 años de carrera a sus espaldas, González Ferrari, que lleva siete años y medio al frente de Onda Cero, tiene claro su propósito de jubilarse en la emisora que, tras superar a la Cope, ha conseguido consolidarse como la más importante de España después de la Ser.

¿Cómo ve el actual panorama de la radio comercial en España?

Este es un sector con muchos operadores, que se mantiene haciendo auténticos equilibrios y que sufre la mayor competencia desleal que se puede dar, la piratería, que nos obliga a redoblar esfuerzos.

Parece que la Ley Audiovisual atajará el problema...

'El Supremo hubiera revocado la sentencia de TVE porque no había por dónde cogerla'

Se ha avanzado bastante y todos los grupos políticos han tomado conciencia de que las emisoras ilegales suponen un gran problema para el sector. Con un proceso concesional de licencias de FM como el que tenemos en marcha actualmente, que estén proliferando las radios ilegales es una locura.

¿Aboga por cerrarlas todas? ¿No habría que respetar a aquellas con más arraigo social?

La ilegalidad es igual que sea de ayer o de hace 15 años, esté arraigada o no. Nosotros pagamos por tener títulos habilitantes y liquidamos nuestros impuestos, y otros no lo hacen y encima están captando una publicidad que no les corresponde.

La ley incluye un plan para impulsar la radio digital, que ya existe, pero nadie escucha.

El problema es que no hay parque de receptores. A la Administración, que ha sido muy activa en la digitalización de la televisión, le toca ahora ser igual de activa en la radio. Todos los que tenemos concesiones de radio digital hemos puesto mucho dinero por emitir una señal que da igual que la difundamos o no porque la gente sigue oyendo la radio analógica. Una empresa no se puede permitir mucho tiempo tener abierto un negocio que no tiene retorno, eso es la ruina.

¿No sería mejor olvidarse de esta tecnología para la radio?

No, porque el avance de la tecnología es inexorable y hay que estar con los tiempos. La radio digital, aparte del mejor sonido, tiene unas ventajas enormes, como los datos asociados o la interactividad.

¿Necesita la radio ayudas como las que negocia el Gobierno con el sector de la prensa escrita?

El sector de la radio quiere solamente una ayuda: el fin de las emisoras ilegales, y que las radios municipales y autonómicas dejen de financiarse a la vez con dinero público y publicidad, como ha hecho el Gobierno. No queremos ayudas directas.

Como ex responsable de RTVE, ¿cree que TVE seguirá siendo líder con la nueva financiación?

A una televisión pública, lo que menos le debe preocupar es ser líder o no; lo que tiene que hacer es ofrecer aquellas cosas que no puede dar la televisión privada porque financieramente no son viables.

En su etapa, hubo muchas acusaciones de manipulación y, poco después, la Audiencia Nacional dictó la famosa sentencia sobre la huelga general de 2002...

'Lo que menos le tiene que preocupar a una televisión pública es ser líder o no'

Nadie me ha preguntado sobre esto nunca. La sentencia se produjo cuando yo ya había salido, pero al director de Informativos de TVE [Alfredo Urdaci] lo había nombrado yo y, si yo fuera hoy presidente de RTVE, le volvería a nombrar porque es un gran profesional y un hombre honesto. Pongo la mano en el fuego por el señor Urdaci, como hice en su momento. Ahí el problema no fue la sentencia, sino que, una vez recurrida ante el Supremo, que no me cabe ninguna duda de que la hubiera revocado porque no había por dónde cogerla, la primera persona que dirigió RTVE tras ganar el PSOE [Carmen Caffarel] retiró el recurso. Eso fue dejar en la indefensión a un trabajador de plantilla, que es lo que era el señor Urdaci, y además colgarle un sambenito. Lo menos que se puede permitir a la gente es defenderse y, si hay un recurso en marcha, ¿quién es la directora general para retirarlo?

¿Cree que RTVE puede estar al margen de la politización?

Es muy difícil por una sencilla razón: porque la politización no está en la superficie, sino en la raíz; es un problema estructural, al igual que la sindicación excesiva.

Onda Cero es ya la segunda gran emisora. ¿Hasta qué punto es mérito propio y hasta dónde demérito de la Cope tras la salida de Federico Jiménez Losantos?

Es una suma de las dos cosas, pero la tendencia de Onda Cero ya era esa. Lo que pasa es que, si hay un cambio radical en la competencia, se tiene que notar. Apostamos hace seis años por una radio no crispante, amable y basada en la información y el entretenimiento, con la que no se sienta incómodo nadie, aunque no puedes contentar a todo el mundo, porque es la forma de no contentar a nadie. Tenemos un camino trazado muy claro y vamos a seguirlo.

¿Está muy lejos el día en que se pueda ganar a la Ser?

No es mi objetivo hoy, sino tener influencia social y rentabilidad. En ambos aspectos, Onda Cero está donde tiene que estar. Eso no quiere decir que no queramos ir más adelante, pero para eso tendremos que acercarnos al menos al número de postes repetidores que tiene el líder.

¿Está tan bien atado Carlos Herrera como dijo hace poco?

Sí lo está, sí para el mismo tiempo que el actual Gobierno o un poco más (risas).

¿Una fusión entre Antena 3 y La Sexta beneficiaría a Onda Cero?

Eso puede beneficiar al grupo Antena 3 y todo lo que beneficia al grupo, beneficia a Onda Cero. Si el grupo se amplía y tenemos más contenidos y más posibilidades, pues mucho mejor.