Público
Público

Lorenzo deja pasar una ocasión importante y Faubel se defiende

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Jorge Lorenzo (Aprilia) dejó pasar una ocasión importante en Motegi de haber clarificado mucho más su situación al frente de la clasificación del mundial al acabar la carrera en una discreta undécima posición, no así Héctor Faubel (Aprilia), que si bien cedió algunos puntos se defendió de forma muy valiente en unas condiciones que no le son nada favorables.

Mattia Pasini fue el más rápido de entrenamientos e hizo lo propio en la carrera, a pesar de que la lluvia se erigió en protagonista principal de la tercera jornada de motociclismo en Japón, en donde en los dos primeros días las condiciones climatológicas habían sido muy distintas.

El piloto italiano sabe que no puede hacer nada tras sus altibajos iniciales de campeonato, pero quiere dejar su impronta ante todos, rivales y equipos, como uno de los mejores de la cilindrada y lo demostró desde la primera hasta la última vuelta.

La lucha por la victoria era una cuestión y la pelea por el campeonato otra muy distinta y si bien hubo varias fases durante la carrera lo cierto fue que el húngaro Gabor Talmacsi (Aprilia) cumplió con su cometido y aprovechó su ocasión, sabedor de que a su rival por el título el agua sólo le gusta en vaso.

Esta vez Héctor Faubel demostró una profesionalidad y seriedad en su carrera hacia el título que debió disgustar incluso a su competidor, que pensó quedaría mucho más atrás, pero el de Lliria hizo una carrera muy serie salió airoso de varios traspiés y firmó una tercera plaza como un excelente resultado para un piloto que confiesa pública y abiertamente que no rueda nada bien cuando el asfalto está mojado.

Esta tercera posición, en agua y a falta de tres grandes premios puede acabar siendo determinante tanto para Gabor Talmacsi como para Héctor Faubel, los únicos con opciones reales al título de 125 c.c.

Jorge Lorenzo no estuvo lo acertado de otras ocasiones en los entrenamientos de Motegi, eso se notó en su clasificación -tercero-, y es que este circuito no le agrada demasiado al campeón del mundo, pero si a ello se le une la lluvia, la situación se le complica al de Mallorca hasta grados insospechados.

En tanto, Andrea Dovizioso se aprovechó de esa debilidad para asestar un duro golpe en la tabla, que pudo ser mayor si no aparece por Motegi el finlandés Mika Kallio para hacer ganar a KTM su segundo gran premio de la temporada, el primero lo ganó el japonés Hiroshi Aoyama en Sachsenring (Alemania).

Con todo, Jorge Lorenzo cuenta con una ventaja, treinta y seis puntos, que debiera ser suficiente en las tres carreras que faltan por disputarse, siempre y cuando la lluvia no distancie tanto en la clasificación a ambos competidores.

Y en MotoGP sí que quedó todo sentenciado. El australiano Casey Stoner (Ducati Desmosedici) tenía su primera gran oportunidad y la aprovechó en una jornada que resultó muy extraña pero a la par interesante como consecuencia de esa misma lluvia caída a primera hora de la mañana.

Antes de que empezase MotoGP se empezó a secar algo la pista, pero al ser una carrera declarada en "mojado", la situación generaba muchas dudas en los posibles cambio de moto y no se equivocaron quienes así lo creyeron.

El italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) dio la impresión de estar en disposición de aguarle la fiesta a Stoner, pero primero falló su estrategia y después una vez más su Yamaha YZR M 1.

Loris Capirossi volvió a hacer valer su "amor" por esta pista y se adjudicó su tercer triunfo consecutivo en ella y el cuarto desde que volviese al calendario del campeonato del mundo de motociclismo mientras Casey Stoner sacaba la calculadora -mientras Rossi estuvo en pista- y después su templanza para no cometer ningún error y al final consiguió su objetivo: ser el segundo campeón del mundo más joven de la historia tras el estadounidense "Fast" Freddie Spencer.

Más noticias en Política y Sociedad