Público
Público

Lorenzo muestra su poder y abre hueco en el Mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Le da igual el escenario y también el rival, el español Jorge Lorenzo (Yamaha) ha ofrecido un recital en Montmeló, donde decidió cómo y cuando cerrar la carrera en el mano a mano con Dani Pedrosa (Honda) y aprovecharse de la cuarta plaza de Casey Stoner (Honda), superado por Andrea Dovizioso (Yamaha), para abrir hueco en el Mundial.

Lorenzo, que llegó con ocho puntos de ventaja sobre el australiano, se irá de Montmeló con 20, pero sobre todo con la sensación de que es muy superior a sus rivales. Lo demostró hace quince días en Le Mans, cuando ganó bajo la lluvia, y también hoy, en un ambiente no tan cálido como en los dos días previos.

Fue una carrera muy táctica, con pocos adelantamientos cuando se apuraba la misma. Lorenzo adelantó a Pedrosa en la séptima vuelta, el catalán recuperó el dominio en la duodécima y a cinco para el final, el mallorquín se situó primero, puesto que ya no abandonó hasta el final.

Pedrosa jugó sus bazas como en él es habitual, en la salida. Sustentado en una gran aceleración inicial se puso en cabeza. Ben Spies (Yamaha) estaba a su estela, Lorenzo, Dovizioso, Steoner y Cal Crutchlow (Yamaha) ocuparon el grupo delantero y Spies fue la primera unidad que quedó fuera de combate en la segunda vuelta.

Crutchlow sorprendió a Stoner, quien después de completar unos buenos entrenamientos y salir desde la 'pole', no estuvo fino a la hora de la verdad. La lucha del australiano con el británico le impidió progresar y permitió la escapada de Lorenzo, de Pedrosa y de Dovizioso.

Pedrosa dominó la carrera en las primeras seis vueltas, Lorenzo desde la séptima a la undécima; el de Castellar retomó el mando hasta la vigésima, que es cuando se decidió prácticamente la misma.

Lorenzo se mantenía a una distancia mínima de Pedrosa, pero el catalán cometió un pequeño error antes de llegar a la curva de 'La Caixa'. No se lo pensó el mallorquín, adelantó a Pedrosa y empezó a construir su victoria.

Además, el escenario por detrás le era favorable. Crutchlow apretaba a Stoner para arrebatarle la cuarta plaza, mientras que Dovizioso no veía peligrar su primer cajón de la temporada.

Lorenzo fue incrementando su diferencia; Pedrosa pareció conformarse con la segunda plaza y en la vuelta final Stoner intentó un ataque sobre Dovizioso para no quedar fuera del podio. No lo consiguió el australiano, quien puso fin a una impresionante racha de diecinueve podios consecutivos.

Al mallorquín todo le salió bien. Ganó, aumentó su diferencia al frente de la clasificación sobre Stoner (de ocho a veinte) y disfrutó de un triunfo en casa ante la atenta mirada de Hiroyuki Yanagi, el máximo responsable de Yamaha. Ahora que parece que se ha abierto el mercado para la próxima temporada, todas los equipos quieren estar en 'pole position'.