Público
Público

Luces y sombras en la visita de Rice para impulsar el proceso de negociación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria norteamericana de Estado, Condoleezza Rice, finalizó hoy una visita a Oriente Medio cuyo objetivo ha sido el de impulsar el proceso de negociación entre palestinos e israelíes y ha estado marcada por luces y sombras.

Poco después de que Israel empiece a cumplir el compromiso que adquirió ayer ante Rice de desmantelar 50 puestos de control en Cisjordania con la retirada de tres barreras, la alcaldía de Jerusalén anunció hoy la construcción de 600 casas en el este de la ciudad, donde los palestinos quieren fijar la capital de su estado.

La supresión de los tres pasos, dos en Jericó y uno en Ramala, forma parte de las medidas anunciadas por Rice para reforzar el proceso negociador y que también incluye mas libertad para el tránsito de los palestinos y un aumento de responsabilidades de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en materia de seguridad.

El paquete de medidas aprobadas es el paso más simbólico hacia la reconciliación que se ha dado desde que el presidente palestino, Mahmud Abás, y el primer ministro israelí, Ehud Olmert, se comprometieron el pasado noviembre en Annápolis (EEUU) a alcanzar antes de finales de año un acuerdo de paz.

Pero las muestras de buena voluntad por parte de Israel durante esta última visita de Rice se han visto pronto ensombrecidas por el anuncio de la ampliación de asentamientos israelíes en Jerusalén Este y también en Cisjordania.

Después de que la Municipalidad de Jerusalén anunciara la construcción de nuevas viviendas en la ciudad, un partido político de la coalición de Gobierno aseguraba que Olmert les había prometido que se edificarán otras 800 en Cisjordania.

Desde Amán (Jordania), hasta donde se trasladó para entrevistarse con el presidente Abás, Rice reaccionó a este anuncio con una crítica clara, al asegurar que la expansión de los asentamientos "no concuerda" con las obligaciones contraídas por Israel.

La secretaria de Estado de EEUU instó a Israel a detener los asentamientos y afirmó que "seguimos expresando la posición de EEUU de que las actividades de asentamiento deben cesar, que su expansión ha de parar y de que, ciertamente, estos hechos no concuerdan con las obligaciones derivadas de la Hoja de Ruta".

A pesar de este nuevo obstáculo al proceso, Rice valoró que las negociaciones entre palestinos e israelíes "se están moviendo en la dirección correcta", y se mostró optimista de que se pueda alcanzar un acuerdo en 2008.

Tras lamentar las nuevas viviendas autorizadas por Israel, fuentes de la ANP consultadas por Efe elogiaron los esfuerzos de la administración norteamericana por alcanzar la paz en la región y avanzar hacia la constitución de un Estado Palestino.

"Saludamos los esfuerzos llevados a cabo por el gobierno norteamericano", dijeron las fuentes, que señalaron que "es importante que retiren 50 puestos de control pero en la Hoja de Ruta se establecía que se desmantelarían 120, así que este paso supone menos de la mitad".

En su visita, Rice se ha entrevistado en dos ocasiones con Olmert y otras dos con Abás, además de mantener reuniones conjuntas con representantes de ambas partes, algo que no hacía desde hace meses.

Rice se ha sentado en la mesa de negociación en una ocasión con el primer ministro palestino, Salam Fayad, y el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, y en otra con los jefes negociadores en el proceso: el ex primer ministro palestino, Ahmed Qurea, y la ministra de Exteriores israelí, Tzipi Livni.