Público
Público

Lula cancela viaje a Davos por alta presión arterial

Reuters

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, fue brevemente hospitalizado por una subida de tensión y tuvo que cancelar un viaje al Foro Económico Mundial en Suiza, informó el jueves la presidencia.

Lula está bien y fue dado de alta del hospital en la ciudad de Recife, en el noreste de Brasil. Su agenda pública fue cancelada hasta el domingo y estará descansando en Sao Paulo, informó la presidencia.

El episodio genera dudas sobre la salud del ex líder sindical, de 64 años, por primera vez desde que asumió el poder en enero de 2003.

También podría afectar su capacidad para hacer campaña por su candidata propuesta para las próximas elecciones presidenciales, la jefa de gabinete Dilma Rousseff. Los comicios se celebrarán el 3 de octubre y la legislación impide que Lula se presente para un tercer mandato consecutivo.

El mandatario ha estado viajando extensamente con Rousseff durante las últimas semanas y el miércoles tuvo una intensa agenda en Recife, visitando proyectos de obras públicas y asistiendo a una ceremonia en conmemoración del Holocausto.

Lula se quejó de dolores en el pecho durante el día, dijo un responsable de prensa de su oficina. El mandatario cenó con el gobernador del estado de Pernambuco, Eduardo Campos, pero tuvo que irse antes porque se sintió mal.

Su médico le recomendó someterse a revisiones antes de iniciar el largo viaje a Davos, precisó su oficina.

La tensión de Lula estaba mucho más alta que la media y fue llevado a un hospital, agregó. Los exámenes resultaron normales y el presidente fue dado de alta del hospital.

Lula, quien ha cosechado elogios por luchar contra las desigualdades sociales mientras apunta a políticas amistosas con el mercado, debía recibir el premio al Estadista Mundial en Davos, Suiza.

Asesores cercanos al líder dijeron que la alta presión se debe al estrés, viajes frecuentes y falta de sueño.

Más noticias de Política y Sociedad