Público
Público

El machismo empezó su declive en Mayo del 68, según el sociólogo Alain Touraine

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un nuevo mundo surgido de Mayo del 68 comenzó a sacudirse la dominación masculina de siglos, según ha explicado en Barcelona el sociólogo francés Alain Touraine, que acaba de publicar en España "El mundo de las mujeres".

En una entrevista concedida a Efe, Touraine aclara: "ese cambio no quiere decir que estemos ya ante el fin de la dominación masculina, aunque me gustaría poder decirlo".

Touraine explica las dos versiones del mundo masculino y femenino de forma muy clarificadora: "Durante cuatro o cinco siglos, la sociedad se articuló en la conquista, en la razón de los caballeros, al tiempo que todo se organizaba alrededor de la figura tradicional de la familia".

En la situación actual, añade, cuando ya no hay más territorios que conquistar, se está produciendo un movimiento totalmente opuesto, "tendente a descubrirnos a nosotros mismos" y en esa tendencia "las mujeres están mejor preparadas que los hombres".

Atribuye esta mejor coyuntura de que van a disfrutar las mujeres al hecho de que "durante muchos años no han tenido el derecho de hablar en primera persona; siempre hablaban de 'nosotros' y de ahí que para ellas es más importante construirse una subjetividad de la que antes no tenían derecho".

A través del trabajo de campo del que proviene el análisis de "El mundo de las mujeres" (Paidós), Touraine deduce que "todas ellas se definen como mujeres, aseguran que su gran proyecto es construir su vida como mujer y, en gran parte, coinciden en que el éxito o fracaso de ese proyecto se ve en el terreno de la sexualidad".

El ambiente del liberalismo y su confianza en el mercado ha propiciado, al mismo tiempo, sostiene Touraine, "una cierta tendencia hacia el victimismo, como constata que una de cada cinco mujeres ha sufrido algún tipo de violencia brutal, o que ahora se hable incluso de violación conyugal o incesto".

Para el sociólogo francés, lo sorprendente es que "todos estos fenómenos de violencia contra las mujeres ya no son exclusivos del subproletariado, sino que se producen en todos los estamentos sociales".

De la herencia del Mayo del 68 queda, según el que fuera uno de sus actores privilegiados, "mucha menos dominación masculina y machismo de lo que se piensa y una conciencia de que las mujeres están inventando un mundo para ellas y para todos los hombres, un mundo en el que ellos se sienten mal".

Con el 68, sentencia Touraine, se vino abajo el mundo de los hombres en el que los recursos estaban en manos de unos pocos, y las mujeres y los niños eran reducidos a seres inferiores o vasallos.

Touraine explica la actual ola memorística de Mayo 68, con "sólo" unos 150 libros en Francia, que no se produjo ni en el 20 ni el 30 aniversario, por que "seguramente será la última ocasión en que los actores de aquel movimiento estudiantil podrán hablar en plenitud de facultades".

En su análisis, el sociólogo francés opina que "Mayo del 68 no era un movimiento político, apostaba por la ruptura, pero expresada con un lenguaje del movimiento obrero antiguo y esa fue su principal contradicción".

Touraine distingue entre el movimiento que se produjo en Francia, en Italia y cuatro años antes en Estados Unidos, del levantamiento de Checoslovaquia y México".

En relación con la herencia del movimiento revolucionario de 1968, el pensador francés considera que "en muchos países se cayó en la violencia, como pasó en Alemania con la Baader Meinhoff, en Italia con los 'años del plomo' y el asesinato de Aldo Moro".

Más noticias en Política y Sociedad