Público
Público

¿Madre primeriza después de los 45? Puede haber complicaciones

Reuters

Por Kerry Grens

Un estudio efectuado enIsrael sobre madres primerizas mayores revela que ocho de cada10 de esas mujeres tienen problemas de salud durante elembarazo y que casi la mitad de los bebés nacen más pequeñosque el promedio poblacional.

En la última década, en Israel se triplicó la cantidad demadres primerizas mayores de 45 años. Y aunque aun son unporcentaje pequeño en la totalidad de partos, el estudio señalauna desventaja de las tecnologías de reproducción asistida paralograr ese primer embarazo en mujeres cada vez más grandes.

Los autores reunieron datos de 131 madres de entre 45 y 65años que habían tenido un bebé en un hospital de Israel entreel 2004 y el 2008: cuatro de cada 10 desarrollaron diabetesasociada con el embarazo y dos de cada 10, preeclampsia(presión alta y proteína en orina).

Un tercio de los bebés fue prematuro y casi todos lospartos fueron por cesárea.

"El estudio demuestra que el embarazo después de los 45 esriesgoso, por lo que hay que asesorar a las mujeres de esegrupo etario" sobre esos riesgos, dijo el doctor RichardPaulson, director del Programa de Fertilización In Vitro (FIV)de la University of Southern California y que no participó delestudio.

En Estados Unidos, las madres primerizas mayores de 45siguen siendo un porcentaje mínimo en la totalidad de partos.En el 2010, hubo 2.028 partos; 165 fueron de mujeres mayores de50 años, según los Centros para el Control y la Prevención deEnfermedades (CDC).

En el estudio de Israel, el riesgo de tener un bebéprematuro o con bajo peso fue mayor en las mujeres de 50 añosque en las de 40: dos de cada tres hijos de mujeres de entre 50y 65 años pesaron menos de 2.500 gramos y la mitad nacióprematuro, comparado con uno de cada tres bebés con bajo pesoal nacer o prematuro, o ambos, entre las mujeres de 45 a 49años.

El estudio, publicado en la revista Fertility andSterility, no comparó a los grupos con los resultados entre lasmadres menores de 45 años. Todas las participantes habíantenido problemas de fertilidad y más del 50 por ciento ya habíaestado embarazada.

Salvo cinco mujeres, todas habían utilizado FIV, unatecnología en la que se implanta un óvulo fecundado en el úteromaterno.

Casi un tercio de las mujeres tenía una enfermedad crónica,como hipertensión o diabetes, previa al embarazo.

Las mujeres mayores de 50 años fueron más propensas a tenerun varón que las de 40 años. "No hay una causa. Sólo revela quelos resultados estadísticamente significativos pueden, a veces,deberse al azar", dijo Paulson.

El experto opinó que la maternidad a edad avanzada tieneriesgos, "que no prohíben intentarlo". El estudio no evaluó elexcesivo costo de tener un bebé a edad avanzada.

FUENTE: Fertility and Sterility, online 31 de marzo del2011