Público
Público

La magia de Agüero destrozó al Barcelona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vigésimo sexto capítulo de la Liga española dejó para el recuerdo la actuación espectacular de un jugador que derrocha talento, Sergio 'Kun' Agüero, artífice de la victoria del Atlético de Madrid ante el Barcelona (4-2) con una dosis de magia que destrozó al equipo azulgrana.

La calidad de Agüero marcó la diferencia en un duelo que tenía al Barcelona como favorito. El equipo de Frank Rijkaard llegó al estadio Vicente Calderón con todas sus estrellas, invicto en 2008 y repleto de moral tras reducir a dos puntos la distancia que le separaba del líder Real Madrid.

Cumplió su papel en el arranque del partido y tomó la delantera con un gol extraordinario de Ronaldinho, que puso el 0-1 en el marcador en el minuto 30 con una 'chilena' para enmarcar. El Barcelona parecía lanzado hacia el triunfo.

Empezó entonces el recital de Agüero. El argentino empató el partido en el minuto 36 con algo de fortuna, porque su disparo lo desvió hacia su propia portería el defensa barcelonista Carles Puyol, pero la jugada previa del internacional albiceleste fue de muchos quilates.

Poco antes del descanso 'regaló' el segundo tanto del Atlético a su compatriota Maxi Rodríguez con un pase magnífico, al cuarto de hora del segundo tiempo forzó un penalti que el uruguayo Diego Forlán convirtió en el tercer gol rojiblanco y en el minuto 73, en plena euforia atlética, dibujó la jugada del partido.

Robó el balón a Puyol, se internó hacia el área rival, encaró a su compatriota Gabriel Milito, le dejó por el camino con un regate genial y, desde el borde del área, batió a Víctor Valdés con un disparo raso y colocado, con efecto, que entró en la portería barcelonista pegado a un poste. Un gol sólo al alcance de algunos elegidos.

Agüero se bastó para frustrar a un Barcelona en el que jugadores como Ronaldinho, Samuel Eto'o, autor del segundo gol del equipo catalán, Thierry Henry o Lionel Messi quedaron empequeñecidos ante su soberbia actuación.

Messi pudo ver gran parte de la exhibición de su compatriota desde el banquillo. Su entrenador, el holandés Frank Rijkaard, le sacó de la alineación titular y sólo jugó los últimos 35 minutos del encuentro.

Rijkaard ha recibido muchas críticas por esa decisión. Messi había demostrado en los partidos precedentes que estaba en plena forma y su suplencia pudo ser una ventaja para el equipo madrileño.

Otra victoria con sello argentino fue la que logró el Racing en el estadio del Valladolid (0-1). El equipo cántabro se situó en el sexto peldaño de la clasificación, en la zona que da acceso a la Copa de la UEFA, gracias a una diana de Aldo Duscher en el minuto 87 del partido.

También marcó Hugo Mariano Pavone. El delantero del Betis firmó el tercero de los cuarto goles con que su equipo derrotó al Murcia (4-0), resultado que le aleja un poco de la zona de descenso.