Público
Público

La magnitud del terremoto revisada a 8 grados y el país guarda tres dias de luto

EFE

La magnitud del terremoto que asoló hace exactamente una semana la provincia de Sichuan fue de 8 grados en la escala abierta de Richter, cuya intensidad máxima es de 11 grados, según anunció el Gobierno chino, que decidió 3 días de luto nacional.

La Oficina Sismológica de China revisó la anterior cifra de magnitud 7,8 grados, que había mantenido a pesar de que expertos de EEUU habían cifrado la magnitud del seísmo en 7,9 grados.

Las autoridades decretaron tres días de luto nacional y desde las cinco de la mañana de hoy la bandera de China ondea a media asta en la Plaza de Tiananmen y en todos los edificios oficiales.

A las 14.28 hora local de hoy, una semana exacta después del seísmo, se guardará en todo el país tres minutos de silencio y los transportes públicos, como trenes o autobuses deberán utilizar las sirenas para anunciar la solidaridad con las víctimas.

En señal de duelo, el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Pekín (BOCOG) decidió cancelar desde hoy el recorrido de la antorcha con el fuego olímpico durante los tres días de luto nacional.

El relevo de la antorcha se reanudará el 22 de mayo en la ciudad de Nigbo, provincia de Zhejiang, en el Este de China y una parte de la cual había recorrido durante el fin de semana.

Las últimas cifras de fallecidos por el terremoto que sacudió una zona de 100.000 kilómetros cuadrados y confirmada por el Consejo de Estado es de más de 32.500 en las seis provincias afectadas, aunque se prevén 50.000, con más de 220.000 heridos.

Solamente en la provincia de Sichuan, en cuyo distrito montañoso de Wenchuan se registró el epicentro, murieron por el seísmo 31.978 personas y resultaron heridas 209.905.

Las demás lo fueron en las provincias vecinas que también sufrieron el fuerte impacto del seísmo, que se sintió en la mitad del país.

Todavía ayer, domingo, se registró una fuerte réplica de 6 grados en la escala de Ritcher en la localidad de Jiangyou, al norte de Sichuan, que originó desprendimientos de tierra en las montañas y grietas en las carreteras.

Según el ministerio de Salud, no se han registrado brotes epidémicos y los esfuerzos se concentran en evitarlos mediante una desinfección masiva.

El número de rescatados se eleva a 36,563 y a 4,5 el de desplazados, realojados temporalmente en tiendas a la espera de que el Gobierno decide si se construirán sus viviendas en el lugar que ocupaban o en otras zonas.

Unos 37.000 miembros de personal sanitario, todo chino, trabaja en las zonas afectadas que siguen recibiendo toneladas de medicamentos donados también desde el exterior como un hospital de campaña que enviará Alemania.

Casi 300 miembros de equipos de rescate de Japón, Singapur, Corea del Sur y Rusia trabajan con sofisticada tecnología desde el viernes, cuatro días después de la tragedia, en la búsqueda de sepultados vivos.

Las lluvias anunciadas para esta semana por el Centro Meteorológico Nacional pueden complicar las tareas de rescate y ayuda a los afectados, dijo la cadena de televisión CCTV.

Países, entre ellos España, el Reino Unido, Chile o México, entre otros, ofrecieron expertos, que China no aceptó, aunque sí dinero y equipamientos y medicinas.

El envío de casi 200.000 miembros de las Fuerzas Armadas chinas para llevar a cabo las tareas de rescate, desescombro y ayuda a los afectados muestra, como dijo el propio presidente Hu Jintao, que lñas autoridades y los militares pueden cuidar de los afectados.

Más noticias de Política y Sociedad