Público
Público

El maquinista y el interventor se contradicen sobre la llamada de antes de descarrilar

Francisco José Garzón Amo, que ha vuelto a declarar en el juzgado voluntariamente, asegura que fue el interventor que iba en el mismo tren quien le llamó por teléfono y que colgó segundos antes de descarrilar. La P

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Francisco José Garzón Amo, maquinista del Alvia siniestrado cerca de la estación de Santiago de Compostela en el que murieron 79 personas, ha acudido voluntariamente al Juzgado junto a su abogada para volver a prestar declaración, ha confirmado el Juzgado de Instrucción nº3 de Santiago, que es el que lleva el caso.

En su segunda declaración en dos días, el maquinista identificó a la persona de quien recibe la llamada minutos antes del accidente como el interventor de Renfe, Antonio Martín Marugán, que viajaba en el propio tren. Ante el juez del caso, Luis Aláez, el Garzón explicó que la conversación se centró en la vía que debía coger parar al llegar a la localidad de Pontedeume, y añadió que no estaba hablando en el momento de la salida de vía, sino que había colgado segundos antes.

El interventor, Antonio Martín Marugán, habían negado ante el juez haber hablado con Garzón en los momentos previos al accidente. Según el diario El País, así lo había manifestado también ante la Policía, igual que el otro maquinista del tren que condujo hasta Ourense y luego se convirtió en un pasajero más, Javier Illanes Álvarez.

Marugán admitió únicamente haber hablado con el maquinista imputado cuando éste se subió al tren en Ourense para intercambiar 'novedades'. Pero la Policía ya había detectado en su investigación que esta llamada se realizó dentro del convoy y la Cadena Ser adelantaba este miércoles que los agentes ya habían identificado al interventor.

Fuentes cercanas a la investigación han detallado que en dicha llamada, efectuada al teléfono móvil corporativo ─ que se extravió instantes antes del impacto ─, el interventor le pregunta a Garzón cómo va, a lo que él responde que están llegando, tras lo cual recibe una nueva indicación de su interlocutor.

Según la información recuperada de las cajas negras y de la que informó ayer el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), en los minutos previos al descarrilamiento, el conductor recibió una llamada en su teléfono profesional de personal de Renfe, 'parece ser que de un controlador', para indicarle el camino que tenía que seguir al llegar a Ferrol.

El juez Aláez ya ha solicitado a Renfe diferente documentación a cerca del maquinista, imputado por 79 delitos de homicidio, como información sobre la vida laboral del imputado, resultados de controles de tóxicos realizados en los últimos años por la empresa, resultados de pruebas de condiciones psicofísicas, bajas, experiencia en el trayecto donde se produjo el siniestro, cursos. También solicita datos sobre la hora a la que comenzó la jornada el maquinista el día del accidente y tiempo efectivo de conducción, el contenido de las cajas negras de otros trenes que hayan realizado el mismo recorrido, documentos sobre velocidades en la línea, sobre la máquina y sobre normativa de personal en cabina.

Del mismo modo se ha solicitado a Adif informe sobre el estado de las vías y peraltes en la zona del accidente, señales y balizas físicas y luminosas en el trayecto Ourense-Santiago, además del radio de la curva. En relación a los teléfono móviles del maquinista, se ha pedido a las respectivas compañías telefónicas información sobre el registro de llamadas, tanto de su móvil personal y profesional.

En referencia al móvil personal, sobre el que se realizó una diligencia manual en el juzgado el domingo, el juez ha solicitado que se complete esta diligencia a través de expertos informáticos por si manualmente se pudo haber borrado información del mismo. Por el momento no ha sido llamada a declarar ninguna persona en relación a la causa.

El secretario general del Sindicato de Maquinistas (Semaf), Jesús García Fraile, ha explicado este miércoles que los conductores de trenes usan el teléfono corporativo 'de manera excepcional' y considera que el que llame el interventor 'puede ser motivo de cogerlo'.

Semaf: 'Si un interventor telefonea a un maquinista puede ser para recibir una información importante'En declaraciones a Europa Press, García Fraile ha manifestado este miércoles, tras trascender que fue el interventor que estaba en el tren el que llamó al maquinista Francisco José Garzón antes de descarrilar en Santiago de Compostela, que la llamada de un interventor suele ser para aportar información 'que tenga que ver con la labor profesional'. 'El interventor le puede llamar por muchos motivos: por una persona a la que le ha pasado algo, porque ha visto algo anómalo en el tren... por mil motivos', ha sostenido el secretario general del Semaf.

En este sentido, ha insistido en que están 'limitadas' las llamadas, pero ha reiterado que si un interventor telefonea a un maquinista puede ser 'para recibir una información importante'.

Preguntado sobre si es normal que un maquinista consulte un plano o un documento en marcha, García Fraile ha puntualizado que 'se puede llevar un tren y hacer una consulta' porque llevan 'un libro de itinerario'. Al respecto, ha comentado que consultarlo 'es la única forma de saber la velocidad' adecuada para cada tramo.

Más noticias en Política y Sociedad