Público
Público

El mar se traga a 14 inmigrantes que buscaban la costa andaluza

Los desaparecidos, uno de ellos un niño, cayeron al agua al volcar su patera por el fuerte oleaje

PURA RAYA

Dos aviones y dos embarcaciones rastreaban este lunes sin descanso un radio de 837 kilómetros cuadrados a unas 50 millas al sureste del cabo Sacratif, en Granada. El objetivo era encontrar a 14 inmigrantes nigerianos (un menor, cuatro mujeres y nueve hombres) que cayeron al mar cuando un fuerte oleaje volcó la patera en la que viajaban junto a otros 23 compatriotas, que sobrevivieron.

Los esfuerzos de Guardia Civil, Cruz Roja y Policía Nacional no tuvieron recompensa. Salvamento Marítimo admitía ayer que era "bastante improbable" encontrarlos, menos aún con vida. "Hay olas de hasta seis metros de altura y viento fuerte. Los efectivos han hecho todo lo posible y más. Es difícil, pero la esperanza es lo último que se pierde", dijo el subdelegado del Gobierno, Antonio Cruz.

Quienes sí pueden contar este mal trago son los 20 hombres y tres mujeres, una de ellas embarazada, que consiguieron sobrevivir al naufragio y, en medio de olas de entre cuatro y cinco metros y un viento de 35 nudos (más de 70 kilómetros por hora), recogieron los chalecos salvavidas que un helicóptero del Servicio Marítimo de la Guardia Civil les tiró al mar. Varios de ellos necesitaron asistencia psicológica por el impacto.

Sobre las tres de la madrugada, un pesquero dio el aviso de que una patera viajaba a la deriva a unas 60 millas de Motril, una milla al noroeste de la Isla de Alborán. Hasta el lugar se desplazó la embarcación Salvamar Hamal, de Salvamento Marítimo, que procedió al rescate.

Sobre las 5.30 horas, los inmigrantes, que partieron de Marruecos el sábado pasado en busca de una vida mejor, pisaron el Puerto de Motril para ser atendidos por voluntarios y personal de Cruz Roja. Todos presentaban síntomas de hipotermia. Pedían, según fuentes de Salvamento Marítimo, "que no les dejaran morir". Tan sólo una de las ocupantes del cayuco, encinta, se sometió a un reconocimiento médico. Los propios rescatados declararon ante la Policía que en la patera en la que viajaban venían 37 personas, según explicaron.

Más noticias de Política y Sociedad