Público
Público

Maradona se ofrece para entrenar a la selección argentina

Reuters

El mayor ídolo del fútbol argentino, Diego Maradona, se ofreció el viernes para dirigir la selección después de la dimisión de Alfio Basile, y aseguró que se encuentra en su mejor momento para enfrentarse al desafío de llevar a su país al Mundial de 2010 en Sudáfrica.

Maradona lamentó la salida de Basile, que dejó su cargo el jueves tras perder el día anterior ante Chile en un encuentro de la eliminatoria sudamericana para el Mundial, y dijo que la primera opción para el cargo era Sergio Batista, que logró la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín al frente de la selección sub-23.

"Es el mejor momento mío para llegar a la selección. La ilusión no me la quita nadie porque yo sé que estoy en el corazón de los argentinos", afirmó Maradona en la cadena de radio La Red.

Además de Maradona y Batista, en la lista de candidatos figuran los técnicos de River Plate, Diego Simeone; de San Lorenzo, Miguel Angel Russo; y el ex entrenador de Boca Juniors Carlos Bianchi.

Maradona, que el 30 de octubre cumplirá 48 años y espera un nieto de su hija Giannina y el futbolista Sergio "Kun" Agüero, siempre ha reclamado un lugar en la selección argentina.

El astro fue capitán de la selección argentina que fue campeona del mundo en 1986, y cuatro años después lloró desconsoladamente cuando perdió la final ante Alemania en 1990.

El futbolista tuvo una mala relación con el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, Julio Grondona, desde que era jugador. Sin embargo, después de que Argentina ganase la medalla de oro de Pekín, se produjo un acercamiento.

"Con Julio empezamos a abrir la puerta en Beijing (Pekín), está todo bien", explicó Maradona, que fue compañero de Batista en la selección en los Mundiales de 1986 y 1990.

Consultado sobre su falta de experiencia en la dirección técnica, dijo que no le hace falta.

"El agua caliente está inventada y en el fútbol no hay secretos. No hay nada del otro mundo, nada que te impacte", aseguró.

"No hay secretos y a los jugadores no hay que presionarlos, hay que dejarlos jugar, darles responsabilidad dentro de la cancha y mandarlos a jugar".

Más noticias de Política y Sociedad