Público
Público

Maragall ve lógico que los catalanes pidan otro referéndum si el TC cambia el Estatut

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Barcelona, 19 sep (EFE).- El ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall ha asegurado hoy que con el nuevo Estatut "nos hemos metido en un lío", y ha comentado que sería "lógico" que los catalanes pidieran repetir el referéndum del nuevo Estatut si el Tribunal Constitucional (TC) modificase el texto.

Maragall ha alertado de este "problema" durante la conferencia titulada "La articulación territorial de España", celebrada en el marco de las XIV Jornadas de la Asociación Española de Letrados de Parlamentos, que se llevan a cabo en el Parlament.

El ex presidente catalán, que hace unos meses dijo que el nuevo Estatut no ha valido la pena, ha asegurado hoy que con el proceso de reforma del Estatut "nos hemos metido en un lío, reconozcámoslo", y ha defendido que "es mucho más importante la garra y la ambición de los gobiernos y de la sociedad civil que las grandes leyes".

Como ejemplo de ello, ha dicho que "algunas de las cosas cuya transferencia se cayó del Estatut, como el aeropuerto o los paradores nacionales, acabarán siendo transferidos, porque son pocos los países donde los aeropuertos son del Estado".

Para argumentar su tesis de que el nuevo Estatut ha supuesto "un lío" para Cataluña, ha dicho que "puede darse el caso de que sea modificado por el TC, y entonces viviríamos en cierta manera un contrasentido", ha añadido.

Maragall ha alertado de que podría suceder que "cualquier ciudadano de Cataluña que hubiese votado el Estatut pudiera pedir la repetición del referéndum arguyendo con toda lógica que lo que votó no fue lo que ha quedado establecido".

"Podrían decir: Yo fui a votar un texto que ahora unos señores han modificado, no es lo que yo refrendé (...) Que se me devuelva el voto o la posibilidad de votar", ha añadido.

El ex presidente ha afirmado que podría suceder asimismo que el Alto Tribunal, "sobre cuyos próximos cambios recaen toda clase de temores y sospechas que no deberían en buena ley producirse, dejara el Estatut prácticamente sin tocar", algo que podría interpretarse como fruto de "presiones" por parte del Gobierno, ha apuntado.

En consecuencia, Maragall ha opinado que Cataluña vive un "imposible rompecabezas" en el cual "o el pueblo es desmentido o los jueces tienen que renunciar a ser independientes".

Maragall, que ha confundido varias veces la fecha del referéndum del Estatut catalán con la de las elecciones al Parlament, ha dicho por otra parte que la Constitución española "algún día tendrá que sufrir cambios que casi sonroja no haber hecho antes".

Entre ellos, ha mencionado la denominación de las 17 autonomías existentes o de la pertenencia de España a la Unión Europea.

Ha planteado la conveniencia de abrir este debate también a "la conjunción de esfuerzos entre España y Portugal" -algo que "no sé si debería ser sugerido en la propia Constitución, ha añadido- o sobre "nuestra pertenencia a la comunidad Euromediterránea".

Por otra parte, Maragall ha alertado de que "si las elecciones (generales) se plantean entre PP y PSOE como un concurso de españolidad, que es lo que a veces parece, vayámonos despidiendo del bipartidismo imperfecto porque partes enteras de España (...) no se verán reflejadas en él".

En particular, ha dicho que este sentimiento podría despertarse "en Cataluña, Euskadi, quizá Galicia y en segmentos de las comunidades valenciana, balear y navarra", y ha alertado de que España puede convertirse "en un país infeliz con el europeísmo extremo como última solución más sensata".

Ha comentado igualmente que la línea estratégica que defiende el actual presidente del PNV, Josu Joan Imaz, evitaría "el calvario del plan Ibarretxe", pero que "no parece que sea aceptada por la mayoría gobernante en el País Vasco".

En cuanto a Navarra, ha reiterado su opinión de que "la negativa del PSOE contra los deseos de los dirigentes socialistas navarros mostró ya con anterioridad que se había perdido el sentido de la oportunidad y del equilibrio".

Asimismo, Maragall ha vuelto a afirmar que "Cataluña, Euskadi y Galicia, como Escocia, Flandes y Baviera, van a ser naciones europeas sin romper el estado al que pertenecen".

En las jornadas también ha intervenido el ex vicepresidente del TC y director del Institut d'Estudis Autonòmics, Carles Viver i Pi Sunyer, y el presidente del Parlament, Ernest Benach.

Más noticias en Política y Sociedad