Público
Público

Más de 2.300 niños chinos continúan hospitalizados por tomar leche adulterada

EFE

Mes y medio después de que se destapara el escándalo por la leche adulterada con melamina, 2.390 bebés chinos continúan hospitalizados por haber ingerido este alimento, admitió el Ministerio de Salud chino, citado por los medios oficiales.

Todos ellos presentan problemas renales y uno de ellos continúa en estado grave, destacaron fuentes oficiales, señalando que en la última semana unos 1.200 niños fueron dados de alta.

Aunque los controles de sustancias tóxicas en la leche y otros alimentos han aumentado en China a raíz del escándalo, el ministerio reconoció que sigue habiendo cada día nuevos bebés ingresados en los centros hospitalarios (ayer, miércoles, por ejemplo, entraron en observación 90 niños).

Las instituciones sanitarias chinas, que normalmente cobran a sus pacientes, ya que en el país la atención médica no es gratuita, aceptaron tras la proliferación de casos atender a estos niños sin coste alguno, destacó la agencia Xinhua.

La contaminación de leche con melamina, principalmente de la marca Sanlu, afectó al menos a 53.000 bebés chinos, de los que cuatro fallecieron, y causó una nueva oleada de pánico hacia los productos "made in China" en los mercados internacionales.

Aunque los análisis de los últimos días no detectaron melamina en la leche y derivados fabricados en el país, si se ha encontrado esta sustancia tóxica, utilizada habitualmente en la fabricación de plásticos y resinas, en huevos de al menos tres provincias chinas, lo que ha desatado una nueva alarma sanitaria nacional.

Los expertos barajan la posibilidad de que se vendiera pienso para aves contaminado con melamina, ya que el año pasado ya se encontró esta sustancia en comida para mascotas fabricada en China y exportada en EEUU.

Más noticias de Política y Sociedad