Público
Público

Mascarell descarta que el claustro descubierto en Palamós salga de Cataluña

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El conseller de Cultura, Ferran Mascarell, ha descartado hoy una hipotética salida de Cataluña del claustro románico descubierto en una finca de Palamós, cuyo origen apunta a Castilla, en base a que su compra en la década de los años 50 a un anticuario de Madrid fue legal.

"Mi opinión personal es que no hay razones para moverlo, porque no hay razones para pensar que no sea legal la compra que se hizo hace medio siglo, cuando las reglas del juego eran muy diferentes de las de ahora", ha manifestado Mascarell durante la inauguración del nuevo Archivo Comarcal de La Bisbal d'Empordà.

El conseller ha precisado de todos modos que, inicialmente, hay que conocer el veredicto de los técnicos que el pasado jueves accedieron al claustro para analizar su autenticidad.

En cualquier caso, Mascarell parte de que no hay "mala fe por parte de nadie en esta historia".

Y ahora, ha añadido, de lo que se trata es de conocer "el grado de originalidad del conjunto e investigar el origen del claustro", así como determinar "la predisposición y voluntad" de los propietarios, aunque le parece "una buena señal" que estos "finalmente entrasen en razón desde el punto de vista del permiso y la posibilidad de que se pudiese ver el material".

Sobre el análisis de los técnicos, el conseller ha reiterado que se conocerá "en los próximos días", pero que tardarán "lo que necesiten, porque no hay prisa, esto -ha subrayado- no es una carrera de científicos".

"Tenemos la obligación de determinar las cosas bien y, cuando esté a disposición de todos, lo haremos publico y, en función de eso, determinaremos las cosas que haya que hacer, que me parece que están bastante claras", ha añadido Mascarell.

Respecto a un posible alteración del conjunto, ha remitido nuevamente cualquier posicionamiento de las autoridades al examen de los expertos, aunque su opinión es la de que "el claustro ha estado razonablemente cuidado"

En consecuencia, el responsable catalán de Cultura limita la intervención de la administración "si es un bien patrimonial" a gestionar la manera de que sea posible la visita del público.

El claustro románico de Palamós, descubierto a través de una revista de interiorismo francesa por el profesor de la Universidad de Girona Gerardo Boto, se halla en el interior de una finca privada.

El conjunto fue adquirido por sus actuales propietarios en la década de los cincuenta mediante un contrato de compraventa y el pago de un millón de pesetas (6.000 euros).

Gerardo Boto había intentado infructuosamente obtener permiso para analizar el claustro y la Generalitat tampoco había obtenido respuesta a diversos requerimientos, por lo que el caso fue trasladado a la Fiscalía de Girona.

Finalmente y ante el revuelo mediático a raíz de un estudio presentado por Boto, este jueves la propiedad, que corresponde a la empresa Explotaciones Agrícolas y Forestales Brugarol, permitió el acceso de los técnicos del gobierno catalán y, ayer, el de los medios de comunicación.