Público
Público

Máxima seguridad en Tokio por el aniversario de Akihito y la visita de Obama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de 16.000 policías vigilan hoy las calles de Tokio en el día en que el emperador Akihito celebra el 20 aniversario de su coronación y en la víspera de la visita del presidente estadounidense, Barack Obama.

Los policías desplegados se concentran sobre todo en las inmediaciones del Palacio Imperial y la Embajada de Estados Unidos para controlar posibles protestas de grupos radicales y de extrema derecha, informa la agencia local Kyodo.

Se han instalado además diversos puntos de control de vehículos y ha sido interrumpido el tráfico en algunos tramos de la autopista que cruza el centro de la capital japonesa, la mayor metrópolis del mundo con casi 35 millones de habitantes en su área metropolitana.

La vigilancia policial se extiende además a hoteles y al interior de las concurridas estaciones de tren y metro de Tokio, que utilizan cada día 24 millones de personas y donde se trata de evitar incidencias, informa hoy el diario japonés "Nikkei".

Las taquillas que muchos japoneses emplean con frecuencia para guardar mochilas, maletines o ropa para no desplazarse hasta sus casas después del trabajo han sido cerradas entre los días 12 y 14 de noviembre.

Los barrios más populosos de la ciudad, como Shibuya o Shinjuku, cuya estación de tren y metro alberga el paso diario de 3,5 millones de personas, se han visto afectados por estas medidas de seguridad.

Desde el pasado fin de semana, es común ver en Tokio a grupos de policías reunidos junto a un semáforo o la entrada de una estación de metro.

Las medidas de seguridad han ido aumentando conforme se acerca la llegada de Obama, prevista para mañana por la tarde.

En principio, estaban previstas para hoy porque la visita del presidente de EEUU coincidía con el 20 aniversario de la coronación de Akihito, aunque su viaje finalmente se retrasó para asistir a una ceremonia por las víctimas del tiroteo en Fort Hood, donde murieron 13 personas.

El número de personal destinado estos días a la seguridad en la capital japonesa es 1,8 veces mayor que el dedicado hace seis años con motivo de la visita del entonces presidente estadounidense, George W. Bush, según el "Nikkei".

Más noticias en Política y Sociedad