Público
Público

Medicamentos falsos amenazan avances en lucha contra la malaria

Reuters

Por Kate Kelland

Los medicamentos falsos y de bajacalidad contra la malaria que están inundando los mercados deAsia y Africa generan resistencia farmacológica y amenazan losavances logrados en la lucha contra la enfermedad en la últimadécada, según un estudio de expertos en salud globales.

El estudio reveló que alrededor del 36 por ciento de losfármacos para tratar la malaria analizados en el sudesteasiático eran falsos, mientras que un tercio de las muestras enAfrica subsahariana no pasaban los controles químicos porcontener demasiado o muy poco ingrediente activo.

Los investigadores señalaron que el problema podría ser aúnmayor.

Ya se ha documentado la aparición de resistencia a losfármacos con artemisinina -actualmente el tratamiento másefectivo de la malaria- en la frontera de Tailandia y Camboya.

"Más allá del drástico aumento en los informes demedicamentos de baja calidad contra la malaria en la últimadécada, el problema es mucho mayor de lo que parece", indicóGaurvika Nayyar, del Centro Internacional Fogarty, parte de losInstitutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, en el estudiopublicado en la revista Lancet Infectious Diseases.

"La mayoría de los casos probablemente no se informan, senotifican a las agencias equivocadas, o son mantenidos bajoconfidencialidad por las compañías farmacéuticas", agregó.

Más de 3.000 millones de personas en todo el mundo correnriesgo de desarrollar malaria, una enfermedad parasitariatransmitida por mosquitos que causa la muerte de unas 650.000personas al año, la mayoría bebés y niños africanos.

Nayyar dijo que muchas de las muertes provocadas por laenfermedad podrían evitarse "si los medicamentos disponiblespara los pacientes fueran eficaces, de alta calidad y se usarancorrectamente".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima quemientras que menos del 1 por ciento de las medicinas disponiblesen los países desarrollados posiblemente sean falsificadas, anivel global la estadística ronda el 10 por ciento.

La agencia de Naciones Unidas considera que hasta un terciode todos los fármacos de algunos países en desarrollo sonfalsos.

Además de poner a los pacientes en riesgo, los medicamentosfalsificados son un problema constante para firmas comoGlaxoSmithkline, Sanofi y otros laboratorios internacionales.

El equipo de Nayyar analizó datos tanto de estudiospublicados como no publicados que observaron análisis químicos yel envoltorio de medicinas contra la malaria en Africasubsahariana y el sudeste asiático, las zonas con mayor riesgode malaria.

Datos de siete países del sudeste de Asia -incluidos los deanálisis de 1.437 muestras de siete fármacos distintos para lamalaria- mostraron que más de un tercio de ellos no pasaban laspruebas químicas, casi la mitad estaban mal empaquetados yalrededor de un tercio eran falsos.

El análisis de información de 21 naciones de Africasubsahariana que incluyó más de 2.500 muestras farmacológicas,mostró resultados similares: más de un tercio no superaron laspruebas químicas y alrededor de un quinto resultaron falsas.

Más noticias de Política y Sociedad