Público
Público

Medio millar de personas recuerda al joven arrollado mortalmente en L'Alfàs

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Medio millar de vecinos de la localidad alicantina de L'Alfàs del Pi ha recordado hoy al joven de este municipio que perdió la vida el pasado día 21 tras ser arrollado y arrastrado a lo largo de casi tres kilómetros por un vehículo, cuyos dos ocupantes han ingresado en prisión.

Sus padres, Antonia y José; sus dos hermanas, Estefanía y Vanesa, y su compañera sentimental han encabezado una manifestación que ha recorrido las principales calles del municipio y ha concluido en el lugar donde se produjo el percance mortal.

Una pancarta, con el lema "Para que no quede en el olvido", ha sido portada por sus familiares, quienes han estado acompañados por amigos y vecinos, entre los que se encontraba el alcalde, Vicente Arqués, además del resto de concejales que integran la corporación.

La marcha ha comenzado ante las puertas del edificio consistorial y ha transcurrido en todo momento bajo un respetuoso silencio.

Tras llegar al lugar del accidente, los familiares han depositado una cruz con flores, acompañada con un soporte de texto en el que se podía leerse "Josán, te queremos y te echaremos de menos".

Otros asistentes también han colocado ramos de flores y coronas en las que, además de recordar al fallecido, se pedía justicia y el cumplimiento íntegro de la condena para los autores de su muerte.

En declaraciones posteriores, los padres de José Antonio han agradecido a los asistentes el apoyo prestado durante estos días, en especial a los ayuntamientos de L'Alfàs del Pi y La Nucía, mientras que el alcalde ha trasladado las condolencias del pueblo a la familia y ha anunciado que el consistorio se personará como acusación particular.

El joven falleció después de que un turismo lo arrollara y lo arrastrara durante 2,9 kilómetros en la carretera comarcal que une las localidades de La Nucia y L'Alfàs.

Las cámaras de vigilancia instaladas por el Ayuntamiento del primer municipio permitieron identificar la matrícula del coche y, posteriormente, fueron detenidos sus dos ocupantes, una pareja de ciudadanos británicos residentes en Polop de la Marina.