Público
Público

Una mejor atención para la insuficiencia cardíaca es más costosa

Reuters

Por Leigh Krietsch Boerner

Los hospitales que recibengran cantidad de pacientes con insuficiencia cardíaca ofrecenmejor atención, pero a mayor costo.

Es decir que hay unas 20.000 personas que no mueren por añoporque concurren al hospital indicado y decenas de millones dedólares en el medio.

"Esa es mucha gente. Es un gran problema de salud pública",opinó la autora principal del nuevo estudio, doctora KarenJoynt, cardióloga del Brigham and Women's Hospital y de laEscuela de Salud Pública de Harvard.

La insuficiencia cardíaca congestiva (el corazón sedebilita y se esfuerza para bombear suficiente sangre al restodel cuerpo) envía cada año a unos 1,1 millones de adultos alhospital, según la Asociación Estadounidense del Corazón.

La condición le cuesta al sistema de salud unos 29.000millones de dólares por año y es el motivo más común dehospitalización de los estadounidenses mayores de 65.

En un hospital con pocos casos de insuficiencia cardíaca, ydonde la posibilidad de morir aumenta un 2 por ciento, laatención cuesta unos 7.200 dólares, precisaron los autores enAnnals of Internal Medicine.

Pero en un hospital con gran cantidad de casos, y menosposibilidad de morir, el costo trepa a los 8.400 dólares.La diferencia es de 1.200 dólares, apuntó Joynt. "En un millónde pacientes, eso es mucho dinero", agregó.

En los pacientes mayores de 65 años con la coberturafederal de Medicare, el riesgo de morir por insuficienciacardíaca en 30 días era del 10,5 por ciento en un hospital queatendía hasta nueve casos por mes. Ese riesgo bajaba al 8,5 porciento en un hospital que atendía más de 17 casos mensuales.

"Es un dato cada vez más importante para incluir en estetipo de estudio", dijo Joynt, en especial ante la reforma delsistema de salud y la necesidad de recibir la mejor atención almenor costo.

El estudio analizó las tasas de mortalidad y reinternacióna 30 días y los costos para los hospitales con manejo de unvolumen bajo, medio y alto de pacientes con insuficienciacardíaca congestiva.

El equipo incluyó a más de 1 millón de pacientes en más de4.000 hospitales durante dos años.

Más de un tercio de los hospitales de Estados Unidosmanejaban un volumen medio y alto de casos, de modo que sustasas de mortalidad eran relativamente bajas. Por eso, Joyntseñaló que hay que concentrarse en el tercio restante que noreciben tantos casos para que mejoren sus resultados.

El equipo observó que, en cierto punto, los beneficios deir a un hospital grande se nivelaban. Pero eso ocurrió con loscostos de la atención: a mayor cantidad de casos por mes, máspagaba cada paciente.

Eso es lo opuesto a lo esperado, según Uwe Reinhardt,profesor de economía y asuntos públicos de la PrincetonUniversity en Nueva Jersey. Un hospital que atiende más casosde insuficiencia cardíaca debería reducir los costos, explicó."Aquí, aumentan, lo que es bastante confuso", añadió.

Una explicación sería que esos hospitales invertirían másdinero en sus instalaciones, lo que atraería a más médicos dealto nivel. Esto, a la vez, atraería a más pacientes, comentóReinhardt. Hay otras posibilidades, dijo, pero el motivo noestá claro.

Joynt coincidió: "Esto cuestiona si se puede exigir más.Quizás deberemos pagar más para obtener mejores resultados enalgunas de estas enfermedades crónicas".

FUENTE: Annals of Internal Medicine, online 17 de enero del2011

Más noticias