Público
Público

El mejor Barça de la historia gana la Liga y acaricia el triplete

El Barça de Pep Guardiola ya tiene la segunda hoja del trébol en el bolsillo. La tan ansiada Liga, la 19ª de su historia, le llega tras la derrota del Real Madrid en Villarreal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Barça de Pep Guardiola ya tiene la segunda hoja del trébol en el bolsillo. La tan ansiada Liga le llegó casi de madrugada, cerca de la medianoche, y sin sudar la camiseta. Paradojas de la vida, al Barcelona más brillante y trabajador de los últimos años, el 19º título de Liga de la historia del club le pilló con sus jugadores en casa, descansando.

Después de deleitar a entendidos y profanos habrá quien califique incluso de injusto que el esperado alirón de los azulgrana llegue sin mediar una nueva exhibición de su fútbol encomiable. Pero así lo quiso el destino y el Villarreal, que derrotó al Real Madrid por 3-2.

Hasta este alirón, nunca en la historia del club catalán se había cantado el alirón antes de que el equipo jugara su partido, aunque, en 1985, el conjunto que dirigía Terry Venables se proclamó campeón de Liga 24 horas después de que el Barça perdiera contra el Cadiz (4-0) en el Carranza y gracias a la derrota del Atlético de Madrid en Atocha ante la Real Sociedad

En una hora en que los niños suelen estar ya dormidos, sólo los más íntimos disfrutaron de la cara y los gestos de Guardiola, artífice principal de este Barça triunfante, al saberse campeón de Liga. 'Ser campeón de Liga es más importante que ser campeón de Europa', había insistido por la mañana el de Santpedor. La mayoría de jugadores también optaron por seguir en familia el partido del Madrid y celebrar en casa, donde los teléfonos echaron humo, el título que les confirma como el mejor equipo de la temporada.

Sólo el presidente, Joan Laporta y el secretario técnico, Txiki Begiristain pudieron festejar la Liga en el Camp Nou. 'Estamos viviendo unos momento muy bonito, superando referencias como Kaiserlaurten y el 0-5 del Bernabéu', apuntó tras felicitar telefónicamente a Guardiola y al capitán Puyol.

El Barça se proclama campeón con registros de récord, a falta de tres jornadas -contando el partido de hoy- el equipo catalán suma ya 86 puntos. 27 victorias, cinco empates y tres derrotas. 103 goles a favor y 31 en contra. Y con el Pichichi (Etoo) y el Zamora Valdés), en sus filas.

La hinchada azulgrana no gana para celebraciones -como el miércoles después de que su equipo levantara la Copa, o como la semana anterior tras el empate de Iniesta ante el Chelsea, o como hace ya quince días tras el 2-6 del Bernabéu- y salió en loor de multitudes a la calle para festejar, esta vez, el título de Liga. No hace falta desempolvar nada: en casa de los culés, las banderas, bufandas, gorras y camisetas lucen en un lugar preferente hace ya muchos días.

Como si fuera la noche de San Juan hubio estruendo por los cohetes, las bocinas de los coches y los gritos de una afición enloquecida y entregada al equipo de Guardiola. La hinchada no se conforma y tras confirmar la Liga y la Copa ya piden la Champions.

El alirón llegó cuando ya se terminaba el día en que se cumplían 30 años de la final de la Recopa de Basilea y a punto de amanecer la jornada del tercer aniversario de la Liga de Campeones conquistada por el Barça de Rijkaard en París.

El Barcelona no ha ganado la Liga porque perdiera el Madrid, el equipo azulgrana ha consumado el alirón por méritos propios: 'Hemos llegado hasta aquí con nuestro trabajo, nadie nos ha regalado nada', reivindicó Guardiola.

Más noticias en Política y Sociedad