Público
Público

Lo mejor para el oído del nadador son las gotas, no las píldoras

Reuters

Las gotas antibióticas oantisépticas son el mejor enfoque para tratar el oído delnadador, según una revisión de estudios, y si bien a menudo seindican antibióticos orales con gotas para el oído, estacombinación no suele ser necesaria, señaló un estudio.

El oído del nadador, u otitits aguda externa, es unainflamación del canal del oído que puede o no ser infecciosa.La persona puede sentir el oído tapado y padecer dolor con sólotocarse la oreja.

Durante 50 años, las gotas fueron el tratamiento de primeraelección, pero estudios demostraron que un 40 por ciento deesos pacientes también reciben antibióticos orales.

Para conocer el mejor enfoque terapéutico, el equipo deVivek Kaushik, del Hospital Stepping Hill, en Stockport, GranBretaña, revisó 19 ensayos clínicos al azar sobre un total de3.382 pacientes.

Los tratamientos evaluados fueron gotas astringentes(secativas), antisépticas, antibióticas y esteroides; variascombinaciones de esas terapias tópicas; antibióticos orales, ylimpieza del oído.

El equipo halló que las gotas antibióticas o antisépticas,con o sin esteroides, provocaron una tasa de curación de entreel 55 y el 100 por ciento, comparado con el 10 por ciento quelogró el placebo.

Dado que todos los tratamientos tópicos estudiados parecíanigualmente efectivos, el equipo opinó que los médicos deberíandecidir cuál usar según el costo y el riesgo de toxicidad parael oído, entre otros factores.

Los síntomas suelen durar unos seis días después del iniciodel tratamiento y los médicos lo recomiendan durante siete a 10días.

"Cuando se indican las gotas, sería útil decirles a lospacientes que las usen por lo menos una semana", agregó elequipo. Si los síntomas se mantienen, los autores indicaronseguir usándolas hasta siete días más, y si se prolongan pormás de dos semanas, debería usarse otra terapia.

Para Kaushik, los antibióticos orales se deben reservarpara ciertos casos, como por ejemplo cuando la infección sediseminó hasta el oído interno o la cara.

El estudio apareció en una publicación de CochraneCollaboration, una organización internacional que evalúa lainvestigación médica y realiza recomendaciones terapéuticasbasadas en la evidencia.

Las personas que tienden a desarrollar oído del nadadordeberían usar tapones para nadar, un gorro para ducharse yhasta algodón con vaselina en el canal auditivo, dijo a HealthBehavior News Service el doctor Richard Rosenfeld, jefe deOtorrinolaringología del SUNY-Downstate Medical Center,Brooklyn.

Los que padecen infecciones recurrentes pueden prevenirlascon gotas antibióticas o antisépticas después de nadar, dijoRosenfeld, que no participó en la revisión. Una mezcla hogareñade vinagre blanco y alcohol en mitades iguales da tan buenresultado como las gotas compradas, aseguró.

FUENTE: The Cochrane Library del 2010

Más noticias de Política y Sociedad