Público
Público

Méndez plantea la necesidad de hacer una quita de la deuda

El líder de UGT alerta de que España puede acabar como Grecia si el Gobierno sigue los dictados de Bruselas. Coincide con Toxo en criticar con dureza la propuesta del Banco de España de rebajar el salario mínimo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, cree que ha llegado la hora de plantearse seriamente una quita de la deuda que atenaza a la economía española.

En un corrillo con periodistas después de dar una conferencia en Madrid a la que asistieron el presidente de la CEOE, Juan Rosell; la ministra de Empleo, Fátima Báñez; el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, el líder de la UGT dio a entender que esa es casi la única opción que tiene España si no quiere acabar en la misma situación que Grecia. 

Méndez cree que el futuro seguirá siendo muy negro si el Gobierno del PP acepta las contrapartidas que Bruselas le ha planteado a cambio de relajar el objetivo de déficit hasta el 6,5% del PIB en 2013. Opina que el anterior gobierno socialista y el actual de Mariano Rajoy han renunciado a ejercer su autonomía frente a Bruselas y el deterioro de la economía española es 'acelerado' como consecuencia de las actuales políticas de ajuste, existe un paralelismo con Grecia de forma que 'el destino final podría ser el mismo con algunas diferencias en el tiempo'.

La clave para que eso no ocurra es, a su juicio, que España deje de escuchar 'los cantos de sirena' de Bruselas, que sólo traerán, en su opinión, 'más recesión, más destrucción de empleo, más desigualdad y más tensión social'.

Méndez cree que el futuro seguirá siendo muy negro si el Gobierno del PP acepta las contrapartidas que pide Bruselas

Según ha argumentado, tras la petición de la Comisión Europea de que se evalúe la reforma laboral puesta en marcha hace algo más de un año, se esconde su intención de dar 'otra vuelta de tuerca' en el mercado laboral, mientras que con su llamada a adelantar la elevación de la edad de jubilación lo que se quiere es anticipar una nueva reforma de las pensiones. Cuestiones ambas que a los ojos de Méndez no darán resultado, como no lo han dado, a su juicio, en Grecia. El líder de UGT cree y confía en que el Gobierno, ateniéndose a las manifestaciones de sus responsables, no va a avanzar en la reforma laboral.

Sin embargo, en materia de pensiones, ha asegurado que el borrador de informe del grupo de expertos sobre el factor de sostenibilidad 'es un cambio en el marco de la ley vigente de la Seguridad Social', una línea que, ha asegurado, el presidente del Gobierno se comprometió a no cruzar durante su encuentro con los agentes sociales, el pasado 16 de mayo.

Por ello, le ha recordado al Ejecutivo que dicho informe 'es eso', un estudio, pero que 'las decisiones políticas corresponden al Gobierno, previo debate en el Pacto de Toledo. 'Habría que taparse los oídos ante los cantos de sirena (de Bruselas), que no van a parar hasta hacer desaparecer la última brizna de legislación laboral y hasta imponer la contratación libre. Y lo mismo en pensiones, habrá quien no callará hasta llegar a un sistema de capitalización puro', ha añadido.

Por su parte, los sindicatos apuestan por un 'cambio de rumbo' en las políticas económicas, para dejar de poner el acento en la reducción del gasto y hacerlo en el aumento de los ingresos. Ello conllevaría desde la UE una apuesta por la demanda interna, respetar el papel de los salarios, aplicar una subida de los salarios mínimos, crear una renta mínima para toda la UE y armonizar los tipos del Impuesto de Sociedades en el 25%.

Los sindicatos tampoco comulgan con la última propuesta del Banco de España de rebajar el salario mínimo interprofesonal (SMI). Tanto Méndez como Ignacio Fernánde Toxo, secretario general de CCOO, han sido muy tajantes en este asunto: para ambos es una propuesta sin visos de legalidad y que tan solo sirve para demostrar 'la incompetencia' del Banco de España. 

Toxo incluso fue más crítico: dijo que el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, debería aplicarse a sí mismo la receta de reducir el SMI. El líder de CCOO cree que esa propuesta  podría ser 'un globo sonda de alguien que utiliza al gobernador del Banco de España para iniciar un debate sobre la posible eliminación del SMI'.

'Una economía que aspira a reformarse mejorando la calidad del tejido económico no puede descansar en empleos cutres', dice Toxo

'El lobby que propugna el contrato único y una rebaja sin suelo de los costes laborales es potente y esta trabajándose a personas muy influyetes', ha llegado a decir Toxo, argumentando que 'curiosamente siempre que alguien propone un contrato asociado a un salario de 400 o 500 euros están detrás salarios que superan con mucho la media', ha añadido Toxo.

Más allá, el líder de CC.OO cree que el futuro de la economía no está en la reducción 'sin límite' de los costes laborales, e incluso que 'en estos momentos ya resulta contraproducente mantener una dinámica de crecimento de los salarios por debajo de la inflación', en tanto que es preciso impulsar la demanda interna ante la imposibilidad de que el sector exterior saque por sí sólo a España de la crisis. 'Una economía que aspira a reformarse mejorando la calidad del tejido económico no puede descansar en empleos cutres, de baja calidad, que ni garantizan las condiciones mínimas de vida ni permitirán a las empresas desarrollarse', ha sentenciado Toxo.

Para Méndez la propuesta del Banco de España sólo llevaría a 'más precariedad, más desigualdad y no resolvería para nada el paro'.

Por otro lado, Méndez ha defendido la senda de moderación salarial pactada con los empresarios en febrero del pasado año, pero ha dicho que 'hasta ahora la moderación salarial ha sido más que contrarrestada por los márgenes empresariales y los precios públicos', por lo que ha llamado a que éstos últimos también se moderen para 'reequilibrar la ecuación'.

Más noticias en Política y Sociedad