Público
Público

Merkel elimina el copago, sube las pensiones y crea ayudas a los padres

A menos de un año para las elecciones y ante la mejora de la situación económica en Alemania, la canciller se desmarca de los recortes que impone en el resto de Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Angela Merkel, la canciller alemana, adalid de la austeridad y del control a ultranza del déficit, se desmarca de los recortes, ahora que queda menos de un año para las elecciones legislativas en Alemania. En una decisión que llama la atención, los partidos que forman la coalición de gobierno (La CDU-CSU de Merkel y los liberales del FDP) acordaron esta pasada madrugada eliminar el copago —o repago— médico, incrementar las pensiones más bajas e introducir nuevas ayudas a las familias.

La decisión, tomada en una reunión en la que estuvo presente Merkel, hay que interpretarla en clave electoral: a menos de un año para que se celebren elecciones en Alemania, las últimas encuestas señalan que más de dos tercios de los alemanes se muestran críticos con el Gobierno de Merkel. Por si eso fuera poco, los socios de Merkel, los liberales, llevan tiempo presionando para que se incremente el gasto social. Ante este panorama, y dado que la economía alemana goza de mejor salud que la del resto de sus socios europeos, Merkel ha decidido lanzar un guiño a los electores con una decisión que a buen seguro sorprenderá en el resto de Europa, sobre todo porque este fin de semana la propia canciller anticipó que la austeridad durará al menos cinco años más

La medida estrella es la eliminación del copago médico, vigente en el país desde hace cinco años. Hasta ahora los pacientes alemanes abonan una tasa trimestral de 10 euros en su primera visita a la consulta médica, generalmente al médico de cabecera. Eso va a desaparecer a partir del 1 de enero de 2013. Implantada cinco años atrás para paliar el déficit de la sanidad pública, los liberales exigían su eliminación ante la mejora de la situación económica y debido a los enormes costes burocráticos que acarrea a los médicos de las consultas, obligados a cobrarlos al paciente y transferirlos al seguro médico.

'El copago para las consultas médicas es, según las encuestas, lo que más molesta a los alemanes', reconocio este lunes el ministro alemán de Sanidad, el liberal Daniel Bahr, quien comentó que su eliminación supone un alivio para los ciudadanos. Bahr señaló que se mantendrán otros tipos de copago, como en el caso de las medicinas o artículos ortopédicos, ya que según su opinión sirven para evitar abusos y derroches.

La oposición califica de 'caros regalos electorasles' las medidas anunciadas

La Unión (CDU/CSU) y los liberales acordaron también la introducción de la llamada 'prima del fogón' por la que se subvencionará a aquellas madres que prescindan de enviar a sus hijos de uno a tres años de edad a la guardería y los críen en casa.

A esa ayuda de hasta 150 euros mensuales, los liberales impusieron además una subvención suplementaria de 15 euros mensuales como bono para que los padres puedan invertir en la educación de los más pequeños.

El Estado asume además subir las pensiones hasta el mínimo de 688 euros al mes de manera compensatoria a aquellas personas, un 2% del total, que no alcanzan esa cifra pese a largos años de cotización e incluso de ahorro a través de fondos privados.

El debate sobre estas cuestiones llevaba meses envenenando el clima político entre las tres formaciones de la coalición de Gobierno de Angela Merkel, que quería resolver las diferencias existentes lo antes posible para tener tranquilidad en su gabinete hasta la celebración de los comicios previstos para otoño de 2013.

La oposición criticó las medidas adoptadas, que socialdemócratas, verdes y miembros de La Izquierda coincidieron en calificar de 'caros regalos electorales', y anunciaron que recurrirán la llamada 'prima del fogón' ante el Constitucional.

Más noticias en Política y Sociedad