Público
Público

Merkel marcará un hito con discurso en alemán en el Parlamento israelí

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La canciller Angela Merkel pronunciará hoy un discurso histórico en el Parlamento israelí (Knéset), en la que será la primera intervención de un jefe de gobierno extranjero en la Cámara y, también, que se escuche en ella el alemán.

El discurso de Merkel, en visita oficial a Israel desde el domingo, está previsto para las 16.30 hora local (14.30 GMT), y de su contenido no ha trascendido información alguna.

Con la visita, que coincide con el sexagésimo aniversario de la creación de Israel, ambos países tratan de relanzar sus relaciones hacia "un nuevo capítulo", según ayer destacó la canciller, "sin olvidar el pasado".

Seis millones de judíos fueron asesinados por el régimen nazi de Adolf Hitler entre 1939 y 1945, un genocidio que desde entonces ha dejado una huella indeleble en las relaciones entre los dos pueblos.

El discurso de la canciller en el Pleno es uno de los gestos que ha tenido con ella el primer ministro israelí, Ehud Olmert, quien coincidió en la necesidad de dar "una nueva dimensión" a las relaciones germano-israelíes.

Hasta ahora, el Parlamento israelí sólo ha permitido la intervención a menos de veinte mandatarios extranjeros, en todos los casos jefes de estado.

Uno de ellos fue el rey Don Juan Carlos I de España, durante la visita que efectuó a Israel a principios de los años noventa.

La presencia de la canciller germana en el pleno fue aprobada la semana pasada por la Comisión de Asuntos Internos del Knéset en medio de un encendido debate sobre si se debía conceder ese privilegio a un jefe de gobierno y también sobre si era imprescindible que lo hiciera en alemán.

A pesar del tiempo transcurrido desde el Holocausto, todo lo alemán genera aún gran recelo en Israel, donde viven unos 250.000 supervivientes.

Varios diputados notificaron hoy a la presidencia del Parlamento que se ausentarán de la Cámara, entre ellas la laborista Sheli Yechimovich.

La diputada, hija de supervivientes de uno de los campos de concentración nazis, dijo a la Radio Militar israelí que considera impropio el discurso en alemán cuando "el protocolo ni siquiera lo exige".

"Merkel es una amiga de Israel, pero permitir el discurso en alemán en el Pleno del Parlamento israelí es una muestra de insensibilidad hacia los supervivientes, para los que el alemán es la lengua de sus torturadores", explicó.

Y agregó que aunque "Alemania sea un país amigo", es también necesario "en esta generación ser sensible con los supervivientes".

Hace dos años el presidente alemán, Horst Koehler, pronunció un discurso en inglés ante la misma instancia legislativa sin que suscitara ninguna polémica.

Frente a las quejas de algunos diputados y la intención de boicot de otros, uno de los legisladores, Moshe Sharoni, del partido de los Jubilados y superviviente del nazismo, salió en defensa del histórico discurso.

"No fue el idioma lo que trató de destruirnos, sino los hombres que estaban al frente (de Alemania)", adujo Sharoni, para quien "no se puede impedir a ellos (los alemanes) que hablen en su idioma".

"Cuando nuestro presidente viaja (a otros países) habla en hebreo, no vamos sólo a impedírselo a ellos; también con los ingleses tuvimos problemas y nos le prohibimos hablar en inglés cuando nos visitan".