Público
Público

Metrovacesa se aleja de la disolución con crédito participativo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los bancos accionistas de Metrovacesa han evitado que la inmobiliaria entre en una de las causas de disolución previstas por la Ley mediante la conversión en participativo de créditos por importe de 229,9 millones de euros.

En la nota de prensa de sus resultados, que arrojaron unas pérdidas de 788,7 millones de euros, Metrovacesa dijo que sus bancos accionistas -- Santander, BBVA, Sabadell, Popular y Caja Madrid -- han convertido el crédito participativo para obtener un adecuado equilibrio entre el capital social y el patrimonio.

"(Metrovacesa) ha decidido solicitar la conversión en préstamos participativos de dos líneas de liquidez otorgadas por seis bancos accionistas de la compañía (...) Se ha formalizado dicha conversión habiéndose restablecido el equilibrio entre capital y patrimonio neto", dijo Metrovacesa en una nota.

Los créditos participativos son un tipo especial de préstamos que computan como fondos propios ya que, en caso de impago, están garantizados por una participación en la sociedad.

Metrovacesa lleva varios trimestres arrojando pérdidas al verse lastradas sus cuentas por el alto coste de su elevada deuda, la crisis inmobiliaria que ha reducido sus ventas y el consecuente descenso del valor de sus activos.

En los nueve primeros meses del año, el valor bruto de los activos de Metrovacesa ha caído en 674,5 millones de euros -- un 9,2 por ciento -- hasta los 9.175 millones de euros.

El valor neto de los activos de Metrovacesa (NAV) neto también de impuestos ha caído un 2.176,7 millones de euros, un 30 por ciento menos.

La inmobiliaria ofreció también un NAV proforma teniendo en cuenta la conversión de los préstamos en créditos participativos y que ascendería a 2.406,6 millones.

Metrovacesa, que habitualmente valora sus activos a finales de año, dijo que la valoración se realiza "dentro del proceso de reestructuración que se está llevando a cabo".

La inmobiliaria se encuentra en plenas negociaciones con sus bancos acreedores para refinanciar sus deudas, que a 30 de septiembre ascendían a 6.202,2 millones de euros.

El Ebitda después de revalorización de activos de la sociedad cayó hasta -585,5 millones de euros frente a un Ebitda positivo de 96,7 millones de euros en septiembre de 2008.

Más noticias en Política y Sociedad