Público
Público

"Mi baza es la llegada, soy el goleador inesperado"

El futbolista del Sevilla de 30 años es clave para Jiménez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Renatinho estás que te sales', le grita un seguidor al paso de su coche después de un entrenamiento. En este caso, el diminutivo ensancha, no encoge. Encajado ahora en el centro del campo, la riqueza ofensiva del Sevilla tiene a Renato Dirnei como uno de sus responsables. Todo, sin perder su capacidad para marcar goles. Siempre decisivo, Monchi le calificó en su día como uno de los jugadores de más talento de la plantilla.

¿Usted viene de un pueblo muy pequeño?

Nací en Santa Mercedes. Tendrá unos 3.000 habitantes. Bueno, ahora menos. La última vez que hablé con mi padre me contó que la falta de empleo está haciendo que la gente salga en busca de oportunidades.

El fútbol será allí entonces una vía de escape.

Claro, para los niños ser futbolista es una de las opciones más evidentes. Comencé a jugar con mi padre, él era jugador amateur. Me llevaba a Dracena, una ciudad cercana a Santa Mercedes, y allí un directivo del Guaraní me echó el ojo. Hice una prueba y tuve la suerte de que me ficharan.

¿De quién tenía fotos colgadas en su pared?

Me gustaba mucho Zico. Recuerdo que la primera camiseta que tuve fue la suya en el Flamengo con el número 10. Para mí, siempre ha sido un ejemplo a seguir dentro y fuera del campo. También me gustaba mucho Giovanni, el que jugó en el Barcelona.

Zico era capaz de organizar y sumar muchos goles.

Yo llegué aquí como mediocentro. Caparrós fue el que en un partido de la UEFA contra el Nacional de Madeira me puso como segunda punta. Mi juego siempre ha sido arrancar desde el centro del campo. Mi gran baza es la sorpresa, ser el goleador que nadie espera.

¿Una alternativa para abrir defensas?

Vienes por detrás y no están tan pendientes de tí. Mire Keita en el Barcelona. Es muy difícil encontrar espacios en el fútbol. Nosotros, los mediocentros, tenemos las ventaja de que tenemos mucho campo por delante. Arrancamos y podemos encontrar el sitio para plantarnos en el área.

Además cuenta con un guardaespaldas que le permite esas aventuras que tanto le gustan.

Zokora es una roca física. Puedes jugar con la tranquilidad de que está siempre detrás listo para cubrir tu subida. Nos ayuda mucho en el juego defensivo. Es un jugador que tiene muy claro ese concepto de cuándo salir y cuándo quedarse. A mí me viene bien jugar con él. También Lolo o Duscher pueden hacer esa labor a la perfección.

La pregunta es obligada. ¿El Sevilla de Juande o el de Jiménez?

Con Juande se dieron las dos cosas que todo jugador anhela: jugar bien y ganar títulos. El grupo que teníamos fue perdiendo elementos y se necesitaba un tiempo de adaptación y sentirnos otra vez equipo. Creo que ya se está consiguiendo lo de jugar bien, ahora nos queda lo segundo. Desde que estoy en Sevilla, la primera meta siempre ha sido hacer buen fútbol.

Y al fin Jiménez tiene más partidarios que críticos.

Es que a ver a quién no le gusta ganar títulos. La gente se acostumbra a lo bueno y cuando las cosas no llegan pues se impacientan. Jiménez ha sido valiente. Cogió a un equipo que lo había ganado todo y se mostró convencido de que se podría volver a conseguir. Eso requiere un tiempo. Es un hombre que está capacitado para lograr lo que nos proponemos y volver a disfrutar.

¿Qué me dice de Del Nido?

Sabemos la responsabilidad que tenemos y también sabemos quién es el que manda (sonríe). Es muy sevillista y nos exige mucho. El vestuario está concienciado de que estamos capacitados para obtener algún título. Sabemos que es complicado, pero vamos a darlo todo.

El equipo este año gana partidos que antes dejaba escapar .

Eso se resume en efectividad. El rival también juega. Nos aprieta, nos cuesta tener la posesión de balón, como por ejemplo en Alemania. En partidos así es cuando aparece la calidad de la plantilla para resolver esas situaciones. Eso es lo que hacen los grandes, no juegan bien, pero se van a casa con la victoria.

Más noticias en Política y Sociedad