Público
Público

Míchel descarta "una revolución" en el equipo porque no sería "justo"

EFE

El entrenador del Sevilla, José Miguel González 'Míchel', ha negado hoy que en su primer partido al frente del conjunto hispalense, el lunes en Anoeta, vaya "a hacer una revolución" porque "no es una cuestión de volverse loco y, además, eso tampoco sería justo con algunos jugadores".

Míchel ha cifrado su trabajo ante los periodistas en "matizar conceptos, ideas y detalles, pero la clave estará más bien en que los jugadores recuperen la confianza, es una cuestión anímica" porque cree que "al final no hay tantas diferencias entre un dibujo y otro; lo realmente importante es que los jugadores y las líneas estén bien integrados".

El preparador madrileño, tras dirigir un entrenamiento a puerta cerrada en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, ha confesado estar "tranquilo" porque dispone de "un muy buen grupo, con ocho o diez jugadores de máximo nivel" a los que "hay que cuidar pero también que exigirles. Saben que ya no hay excusas, que tienen una responsabilidad que cumplir, que esto depende de ellos".

Para Míchel, la Real Sociedad "es un equipo con buenos futbolistas. Ahora mismo, con la baja de Xavi Prieto por lesión, destaca especialmente Aramburu", así como "dos bandas muy ofensivas y arriba tiene a Agirretxe, que es un excelente futbolista que no sólo remata".

Míchel guarda recuerdos contrapuestos de Anoeta, donde se lesionó "de gravedad una rodilla" y en el que también dirigió su "último partido, el día en el que el Getafe consiguió la permanencia la temporada pasada".

También ha restado importancia a los elogios recibidos porque "los entrenadores, cuando llegan a un equipo nuevo, parecen todos el entrenador ideal, pero los verdaderos protagonistas son los jugadores" y por eso es "optimista después de ver el nivel de compromiso y responsabilidad en los entrenamientos".

El nuevo entrenador del Sevilla ha tenido palabras de elogio hacia su antecesor, Marcelino García Toral, con quien tiene "la intención de hablar en los próximos días", y ha resaltado que "los jugadores no lo han señalado a él como el causante de lo ocurrido".

Míchel ha alabado a su nuevo pupilo Jesús Navas, para señalar que le hubiera gustado "tener sus cualidades. Tiene muchas posibilidades y recursos, más de las que ya ha demostrado en su carrera, que no han sido pocas porque por eso ha hecho lo que ha hecho".

Más noticias de Política y Sociedad