Público
Público

Michelle Obama recibe por sorpresa a los turistas en la Casa Blanca

EFE

Los turistas que visitaban hoy la Casa Blanca se llevaron una gran sorpresa cuando vieron que quien les recibía era nada más y nada menos que la primera dama, Michelle Obama.

La primera dama, a quien acompañaba "Bo", el perro de la familia presidencial, quiso celebrar así el primer aniversario de la investidura de su esposo, el presidente Barack Obama.

"Estamos celebrando nuestro primer aniversario aquí", dijo la primera dama a los sorprendidos turistas, con los que conversó informalmente durante cerca de 45 minutos acerca de sus lugares de origen y su visita a Washington.

En algún momento, la primera dama tuvo que llamar al orden a "Bo", que olisqueaba con demasiada fruición a los visitantes. "¡Bo! ¡Quieto!", tuvo que ordenarle.

Y a un turista arrobado por el encuentro inesperado, la primera dama le instó a "disfrutar la visita. No siempre la organizamos de esta manera".

A su llegada a la Casa Blanca, el presidente y su esposa anunciaron que querían hacer de su residencia un lugar más abierto a los ciudadanos.

Según los datos aportados por la Casa Blanca, a lo largo del primer año de mandato de Obama más de 614.000 invitados han visitado la residencia presidencial.

Esa cifra incluye turistas, participantes en la fiesta de Pascua de la Casa Blanca y los asistentes a las visitas a los jardines que se organizan en primavera y otoño. EFE

Más noticias de Política y Sociedad