Público
Público

Un miembro de control de la CAM dice que el consejo nunca informó de la crisis

Isabel Cambronero asegura que ni el consejo de administración de la caja ni los auditores externos informaron de que la entidad estuviera en crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La exmiembro de la comisión de control de Caja Mediterráneo Isabel Cambronero ha asegurado hoy que el consejo de administración nunca informó a este órgano supervisor de que la entidad atravesara problemas financieros o estuviera en crisis, algo que tampoco hicieron sus auditores externos.

Cambronero, bailarina clásica profesional, ha comparecido ante la comisión de Les Corts Valencianes que investiga la intervención de la CAM, a cuya asamblea general accedió mediante sorteo en 2007.

'Nunca se nos dijo que hubiera problemas ni que estuviéramos en crisis', ha expuesto la compareciente, quien ha explicado que la comisión de control se limitaba a validar los acuerdos adoptados por el consejo de administración 'si todo estaba bien'.

Cambronero, que admite no tener formación alguna en materia financiera, algo que por otra parte no es necesario para formar parte de una entidad social, ha reconocido también que la comisión de control 'nunca' se opuso a los acuerdos adoptados por el consejo.

'Te daban la información de lo que se había tratado en el consejo y de las acciones que se habían adoptado, pero nosotros no discutíamos nada. Venían asesores externos que controlaban las cuentas, pero estos auditores también dijeron en todo momento que todo iba bien', ha insistido.

'¿Por qué voy a dudar de unos profesionales que te dicen que todo está fundamentado y que se supone que quieren lo mejor para su casa?. Es de locos pensar eso. Es como si vas al médico y dudas de lo que te dice', ha argumentado Cambronero, quien asegura que ella lo veía 'todo transparente'.

En este contexto, también era 'imposible' saber si se habían 'maquillado' los resultados, ha concluido la compareciente, quien también ha reconocido que participó en los consejos de administración y en sus posteriores comisiones de control que se celebraron en diferentes ciudades extranjeras.

Por su parte, los representantes de los grupos parlamentarios de la oposición le han reprochado que durante el tiempo en el que estuvo en la comisión no se tomara en serio las obligaciones que conllevaba un cargo así, por el que se cobraba una cantidad 'notable' al año.