Público
Público

Mikati quiere integrar a todos los sectores en el Gobierno libanés

EFE

El primer ministro designado del Líbano, Nayib Mikati, concluyó hoy las consultas con todos los grupos parlamentarios con vistas a la formación de su Gobierno, que, dijo, quiere integrar a todos los sectores políticos.

"Los puntos de acuerdo son más que los de desacuerdo", afirmó a los periodistas Mikati en la sede del Parlamento, donde ha llevado a cabo las consultas desde ayer, dos días después de que fuera designado para el cargo por el presidente del país, Michel Suleiman.

Mikati, que sucede a Saad Hariri, quien formó su Gobierno el 9 de noviembre del 2009, está respaldado por varios grupos políticos, incluido el movimiento chií Hizbulá, apoyado por Siria e Irán, lo que ha despertado temores dentro y fuera del país.

El primer ministro designado dijo que mañana visitará a Suleiman para darle a conocer el resultado de sus consultas, "en espera de que se pueda formar un Gobierno lo antes posible".

"No veo que las demandas de uno y de otro sean muy diferentes, por ello hay que aceptar los puntos de vista por medio del diálogo", añadió Mikati, que evitó dar una fecha en la que anunciará la composición de su Gabinete.

"Lo importante es trabajar rápido y que englobe a todo el mundo", insistió.

Mikati, un empresario multimillonario y diputado independiente, recibió la misión de formar gobierno después de que el gabinete de unidad que presidía Saad Hariri entrara en crisis por la salida de los representantes de la oposición.

La mayoría parlamentaria que apoyaba a Hariri fue perdiendo partidarios y, al final, la oposición, encabezada por Hizbulá, se nutrió con antiguos aliados del primer ministro y reunió el respaldo de 68 de los 128 diputados necesarios para que Mikati fuera designado primer ministro.

El representante de Hizbulá que ayer se reunión con Mikati, Mohamed Raad, anunció que su grupo no había puesto condiciones para apoyar al primer ministro designado, y dijo que se debe formar un "Gobierno de unidad y salvamento nacional".

El Gabinete de Hariri cayó después de que no se aceptara la petición de la oposición para desestimar los trabajos de un tribunal internacional apoyado por la ONU que investiga el asesinato, hace seis años, del ex primer ministro Rafic Hariri, padre de Saad.

Informaciones previas han señalado la posibilidad de que militantes de Hizbulá puedan estar presuntamente involucrados en ese crimen. El movimiento chií ha negado cualquier vinculación con ese asesinato.

Mikati se ha mostrado esquivo a la hora de aclarar contundentemente cuál será su posición sobre este tribunal.

En una entrevista publicada hoy por el diario "L'Orient de Jour", Mitaki dijo que este tema debe ser analizado en una mesa de diálogo político que está presidida por Suleiman.

"No soy rehén de nadie", agregó el primer ministro designado. "No he hecho ningún compromiso escrito con Hizbulá", insistió.

Más noticias de Política y Sociedad