Público
Público

El Milan mantiene su ventaja al frente de la clasificación, el Inter pincha

EFE

El Milan, con su triunfo casero ante el Cesena (2-0) en el partido que ha cerrado la vigésima primera jornada, se mantiene con cuatro puntos de ventaja al frente de la Primera división italiana, en una sesión que ha visto al Inter caer en su visita al Udinese (3-1), en lo que supone la primera derrota de la era Leonardo.

Dos goles en los últimos instantes de cada periodo (autogol del argentino Maximiliano Pellegrino, m.46+; y tanto de Zlatan Ibrahimovic, m.93) sacaron al Milan del apuro, en un partido donde el modesto Cesena le planteó una buena serie de problemas.

Tantos que el argentino Ezequiel Schelotto (m.17) pudo haber adelantado al Cesena y, en la segunda mitad, también pudo llegar la igualada. Pero al final, el conjunto milanés mató el partido a su favor.

La vigésima primera jornada de la liga italiana vio como se desplomaban el Inter y el Lazio y como se mantienen en lo alto el Nápoles del argentino Lavezzi y del uruguayo Cavani y el Roma de Totti.

El Nápoles ganó al colista Bari en la casa de éste por 0-2, con goles del argentino Ezequiel Lavezzi en el minuto 39, de un taconazo, y del uruguayo Edinson Cavani en el 87, tras una espléndida ayuda del "Pocho" argentino.

El club partenopeo se coloca segundo de la tabla con 40 puntos, seguido del Roma con 38, después de que el club capitalino ganara el sábado en el Estadio Olímpico de la Ciudad Eterna al isleño Cagliari, de Cerdeña, por 3-0, goles del capitán Totti, Perrotta y Menez.

Los "giallorossi" adelantan así en la tabla al Lazio, el otro equipo de Roma, cuarto de la lista con 37 puntos, que hoy se estrelló en Bolonia, donde a pesar de comenzar ganando perdió por 3-1.

El Lazio esperaba adelantar al Roma y colarse en el segundo puesto y el gol de Floccari en el minuto 5 parecía indicar ese camino. Sin embargo, el uruguayo Ramírez puso el primer obstáculo a ese deseo al empatar en el minuto 37.

Después, Di Vaio se encargó de sentenciar el 3-1, al marcar los otros dos tantos del Bolonia, uno en el minuto 39 y el otro en el 91.

El encuentro, donde la tensión se mascaba entre los jugadores, acabó con una pelea entre estos al final del mismo, pero demostró que el Bolonia sigue con su gran temporada, sin tener en cuenta los problemas de la presidencia del club y las penalizaciones por cuestiones económicas.

El Inter de Milán, en el que estaban puestas todas las miradas, se desplomó también en esta jornada y no logró su quinta victoria consecutiva de la era Leonardo, al perder por 3-1 frente al Udinese, en un partido el que brilló el colombiano Cristian Zapata.

El encuentro empezó con gol del interista Stankovic, en el minuto 17, pero Zapata echó un jarro de agua fría al empatar en el 22. Di Natale adelantó el contador local al marcar el segundo gol para el Udinese, en el minuto 26, y Domizzi sentenció el partido en el 69 al marcar el tercer gol local.

Di Natale sigue como máximo goleador de la liga italiana, con quince goles, seguido de Cavani con 14.

A pesar del descalabro, Leonardo no se desespera y afirmó: "Seguimos en la lucha por el Scudetto, lo importante es estar".

En esta jornada, el Fiorentina y el Lecce empataron a un tanto, obras del leccese Di Michele, en el minuto 29, y de local Gilardino, en el 59.

El equipo sureño impuso un ritmo duro y sólo la habilidad de Gilardino cambió el rumbo del partido.

El Chievo y el Génova empataron a cero, al igual que el Sampdoria-Juventus.

El sábado, además del Roma-Cagliari, también se disputaron el Palermo-Brescia -que acabó con victoria de los sicilianos por un gol a cero, obra de Bovo, en el minuto 86- y el Parma-Catania, donde los locales Candreva y Giovinco dieron la victoria al club parmesano por 2-0.

Más noticias