Público
Público

Miles de monjes prosiguen con la protesta para presionar a la Junta Militar birmana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Bangkok, 20 sep (EFE).- Varios miles de monjes budistas de Birmania (Myanmar) -unos 2.900- se manifestaron hoy por quinto de día consecutivo en diversas ciudades del país, para continuar su presión sobre la Junta Militar, a la que exigen que pida disculpas por el maltrato de varios bonzos a manos de soldados.

En Rangún, cerca 1.000 monjes marcharon por las calles del casco viejo de Rangún, la mayor ciudad del país, hasta llegar a la pagoda de Sule, sin que la policía interviniera, aunque según testigos, cerca de un centenar de seguidores gubernamentales y policías se situaron cerca del recinto religioso.

Otros 300 miembros bonzos marcharon, mientras entonaban salmos religiosos hacia la pagoda de Mai Lamu, en la barriada de Okklapa, al norte de Rangún.

La mayor demostración tuvo lugar en la ciudad de Monywa, al norte de Birmania, donde unos 1.500 monjes de los monasterios de Zawtikah, Yankin, y Cahaung Oo, ocuparon prácticamente el centro de la urbe.

"Han venido monjes de casi todas las localidades cercanas a Monywa", explicó una mujer a radio DVB, de la disidencia birmana.

A las afueras de Pegu, cerca de un centenar de monjes fueron interceptados por decenas de policías cuando marchaban en dirección a Rangún, a unos 80 kilómetros al sur, con la finalidad de unirse a las manifestaciones que protagonizan los bonzos de los monasterios de esa ciudad.

El gobierno autorizó el pasado 6 de septiembre a los cuerpos de seguridad el uso de armas de fuego para disolver las manifestaciones que desde hace más de un mes se suceden en distintas partes del país y que comenzaron a raíz de la subida del precio de los combustibles.

Las manifestaciones de religiosos budistas están convocadas por la "Alianza de todos los monjes birmanos", en protesta por la negativa del Gobierno a ofrecer una disculpa pública por los maltratos sufridos el pasado 5 de septiembre por los bonzos del monasterio de Pakokku a manos de los agentes antidisturbios durante una demostración pacífica.

Más de un centenar de personas han sido detenidas por la policía y los militares desde que comenzaron las protestas callejeras, el 19 de agosto pasado, organizadas por la Liga Nacional Democrática (LND) y la Generación de Estudiantes del 88, grupo este último fundado en honor del levantamiento estudiantil de 1988.

En Birmania no se celebran elecciones legislativas desde 1990, cuando Aung San Suu Kyi, al frente de la LND, consiguió una victoria abrumadora, resultado que nunca ha acatado la Junta Militar.

Más noticias en Política y Sociedad